Análisis coyuntura laboral. Noviembre 2013.

Santiago Aguiar

Las elecciones, el debate laboral y posibles perspectivas

En las elecciones la candidata de la Nueva Mayoría Bachelet obtuvo el 47% de los votos, mientras que la candidata oficialista Matthei alcanzó el 25%. Ambas deberán pasar a segunda vuelta, dejando en el camino a los otros 7 candidatos.

La candidata de la Nueva Mayoría, enfatizó 3 reformas: tributaria, educacional y constitucional.

Durante la campaña electoral, el debate laboral estuvo ausente inicialmente, para terminar apareciendo, aunque marginalmente.

Aún así, no todo el mes de noviembre estuvo marcado por las elecciones. Los trabajadores marcaron su presencia, como a lo largo de todo este año, con nuevos paros con movilizaciones. El de mayor fuerza, fue el paro de los trabajadores del sector público en el marco de la negociación del re-ajuste anual.

A diferencia de las negociaciones de años anteriores, en esta ocasión, se realizaron cuatro jornadas de paro nacional con movilización: el 22/10, 7/11, 13/11, 25/11. Sigue mostrando una nueva disposición a la lucha.

***

Si la campaña presidencial partió con silencios sobre los temas laborales, finalmente se abrió la discusión pública. En parte, para captar la votación de la clase trabajadora. Pero también, por los procesos de paros, huelgas y movilizaciones que van ganando protagonismo.

Los programas de la Nueva Mayoría y la Alianza oficialista, carecían de propuestas laborales. De hecho, en las primeras reuniones con la CUT, quienes presentaron sus propuestas fueron otros candidatos, como Marco Enriquez Ominami.

Prontamente, esto cambió. El programa laboral de la Nueva Mayoría fue presentado. El secretario general de la CUT, Arturo Martínez, fue el encargado de exponer los ejes principales del programa de Michelle Bachelet, en el Consejo Directivo Ampliado: el fortalecimiento del rol de los sindicatos, destacando la idea de la negociación colectiva con titularidad sindical, el respeto a la libertad sindical, “conforme a las normas y convenios que Chile ha ratificado en materia laboral”, el fin del uso “artificioso” del multi RUT, la ley de pisos mínimos (contra el uso de que cada proceso de negociación parte de la base de lo negociado anteriormente), el impedimento de que se recontraten reemplazantes en las huelgas. Sin embargo, en esa ocasión, la CUT advirtió sobre la ausencia de otras demandas. Entre ellas: la posibilidad de negociación interempresas y por rama, y el problema previsional (rechazando una AFP estatal). El resultado fue el anuncio de que la CUT decidía mantener su independencia en la elección presidencial

De todos modos, la CUT resaltó que el debate laboral se había instalado finalmente en la discusión electoral. Según la Presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa,  “avanzamos en esto y fue un mérito de una estrategia que construimos”.

Para apreciar el carácter de las modificaciones anunciadas, basta ver las declaraciones de los empresarios, que se mostraron conformes con las propuestas laborales acordadas por la Nueva Mayoría. Según el presidente de la Confederación  de la Producción y del Comercio, Andrés Santa Cruz: “El tema laboral tal como está planteado, no nos pone nerviosos”.

Pero en la clase trabajadora, se comienza a discutir la necesidad de terminar con el Código del Trabajo heredado de la dictadura. Sin embargo, esto no aparece en la discusión.

Aquí, el empresariado aparece como piedra de tope: admitirían alguna reforma tributaria, pero no reformas laborales estructurales. La defensa cerrada de sus privilegios institucionalizados en el Código del Trabajo, adelanta que será fuente de choques entre estas dos clases sociales.

***

La dinámica a ganar mayor protagonismo por parte de la clase obrera con sus paros, huelgas y movilizaciones este año, crea condiciones para nuevos procesos en el movimiento obrero.

En nuestro anterior Análisis de Coyuntura Laboral de Octubre 2013, señalábamos que la protesta social en el primer semestre del 2013 en Chile se destaca por una serie de elementos: El primero, que la clase trabajadora ingresa al ciclo de la protesta social iniciado el 2011, extendiéndose y ampliándose los formatos de movilización. El segundo, las huelgas o paros amplían sus repertorios de lucha con movilizaciones, bloqueos a los accesos a los lugares de trabajo, bloqueos de rutas o calles, tomas de los lugares de trabajo. El tercero, el desarrollo de nuevos procesos: el paro en solidaridad, el descontento con las direcciones sindicales, la organización en base a delegados por áreas o secciones en los lugares de trabajo, tiende a la vez a politizarse (ver: Análisis de coyuntura laboral. Julio- Agosto 2013. Nuevos contornos y efervescencia en la minería. Santiago Aguiar).

Estos procesos, darán lugar a distintas expresiones en la clase trabajadora. Revisemos tres de ellos:

1-       Una nueva movilización por Juan Pablo Jiménez, dirigente sindical asesinado en su empresa, que convocó a más de 3.000 personas, confluyendo trabajadores, juventud y organizaciones políticas de la izquierda.

2-       La presentación de la demanda contra la subcontratación. Por un lado la “Carta por un Chile justo y sin subcontrato”, presentada entre otros por la Fundación SOL, CENDA, dirigentes sindicales de Tres Montes Lucchetti, la Coordinadora Nacional de Subcontratados del Retail, FENASIPEC (Federación de los peonetas de Coca-Cola), la Confederación Bancaria, Por otro lado, la denuncia de la Confederación de Trabajadores Contratistas del Cobre, interpelando a Codelco por el incumplimiento de AGEMA de los acuerdos. Algo que no cuestiona la subcontratación, pero que vuelve a amenazar con la movilización de los trabajadores subcontratistas de esta empresa.

3-       Un nuevo paro de los trabajadores portuarios, esta vez en Caldera, que nuevamente desarrolló acciones de solidaridad en otros puertos (como Mejillones y San Antonio). Estos últimos, organizados en la Unión Portuaria, que se hizo parte del paro y movilización obrero-estudiantil del 26 de junio, aunque no del Paro Nacional convocado por la CUT el 11 de julio.

Este conjunto de elementos, presenta nuevas posibilidades y nuevos problemas para la clase trabajadora.

***

Dos grandes fenómenos nuevos pueden emerger.

Por un lado, en una dinámica de protesta social, que incluye las movilizaciones estudiantiles, de Regiones, de los trabajadores, el avance o no en el debate e implementación de las promesas laborales será un elemento catalizador en los procesos de protesta obrera.

De no avanzarse, alentará la movilización por el cumplimiento de las promesas. De avanzarse, puede crearse un momento de “pasivización”, pero que sea seguido por un estado de ánimo favorable para buscar resolver el problema pendiente del fin del Código de Trabajo vigente, que coadyuve a la unificación de las dispersas movilizaciones, paros y huelgas en curso.

Estas probabilidades, de todos modos, tendrán como uno de sus escenarios el debate parlamentario, sin excluir movilizaciones.

Esto último, se enlaza con el otro gran fenómeno.

Por otro lado, otras demandas (como el fin de la subcontratación), nuevos procesos (como la convergencia entre estudiantes, trabajadores y organizaciones de izquierda), nuevas organizaciones (como todo el sindicalismo no adherido a la CUT), se abren paso.

A inicios del siglo XX, en la década de los años ’20, ante los llamados “sindicatos libres”, y el despliegue de huelgas combativas, el presidente Arturo Alessandri Palma presentó un proyecto de Código del Trabajo, abriendo una discusión que finalizaría con su sanción bajo el gobierno de Carlos Ibañez del Campo. El movimiento sindical se dividió entre los sindicatos libres y los legales. La FOCH de Recabarren, al inicio, resistió la legalización. A la vez, se enfrentaron dos concepciones sindicales: la de la FOCH y la del anarco-sindicalismo (IWW, FORCH, CGT, aunque finalmente convergieron, tanto en llamados comunes a huelgas, como en la participación política, por ejemplo en la USRACH).

La historia no se repite, pero los problemas irresueltos y replanteados vuelven a aparecer.

En el período que se abre, renovadas disputas se presentan.  Entre ellas, la relación Estado, régimen, movimiento de los trabajadores; y ante su dispersión y debilitamiento, las concepciones sobre cómo recomponerlo –sindicalistas, reformistas, anarquistas, revolucionarias. Cuán activas sean estas disputas, que carácter cobrarán, es algo que permanece abierto, pero que sin embargo, estarán presentes en el próximo período.

4-12-2013

Advertisements

Análisis coyuntura laboral. Octubre 2013.

Santiago Aguiar

El cambio de ciclo y la paulatina instalación de un eje unificador

 

Terminando octubre, el Gobierno anunció una tasa de desempleo del 5,7% para el trimestre julio-septiembre, destacando que se obtiene en un escenario externo complejo y con tasa de desempleo récord en algunos países europeos, Chile está yendo contra la corriente.

 

Sin embargo, a inicios del mes, un informe de la Secretaria General de la Presidencia, revelaba oficialmente el carácter del empleo total (825.840 plazas) creado durante este Gobierno. Según este informe:

  • El 45,5% de empleos creados desde 2010 corresponde a trabajadores externos (subcontratación y suministro)
  • Los trabajadores subcontratados ganan, en promedio, 27% menos que aquellos empleados de manera directa.
  •  28,8% es cuenta propia de muy baja calificación y tiempo parcial principalmente
  • 2,5% corresponde a servicio doméstico y familiar no remunerado.

 

El trabajo externalizado es precario: debilita la capacidad de organización de los trabajadores en sindicatos, recibe menores salarios, es inestable.

 

A esto, hay que agregar la realidad del subempleo, que la Fundación SOL viene denunciando. La nueva  Encuesta de Empleo (desde el 2010), establece que  para determinar si una persona está ocupada o no, sólo basta con que haya reportado trabajar remuneradamente al menos 1 hora a la semana. Así, a pesar de una tasa de desempleo de 5,7%, el subempleo alcanza al 55% del empleo total de jornada parcial (680 mil trabajadores/as part time).

 

Y los menores salarios de los trabajadores subcontratados, es inscriben en una estructura general de bajos salarios: según la encuesta de ocupación para el Gran Santiago, de la Universidad de Chile, en junio 2013 el 50% de los trabajadores gana menos de $300.000; según Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) 2012, considerando Santiago y las capitales regionales, el 50% gana menos de $263.930; y, según Casen 2011, a nivel nacional el 50% de los trabajadores gana menos de $251.620.

 

Por último, sólo el 8% de los trabajadores negocia colectivamente y tiene derecho a huelga (aunque de acuerdo al Código de Trabajo, el trabajador en huelga puede ser reemplazado.

 

***

Aún así, la aprobación de huelgas en Chile ha crecido más de 207% entre 2001 y 2012, pasando de 251 a 773 paralizaciones.

Como límite, las huelgas realizadas aumentaron a tasas menores: 87% en el mismo período: 86 el 2001, y 161 el 2012.

Según la Dirección del Trabajo, industria y comercio son los sectores con mayor número de huelgas aprobadas y efectuadas entre el año 2010 y los primeros ocho meses de 2013. Esto en parte explicable, porque estos dos sectores concentran el 32% del empleo total a nivel nacional versus, por ejemplo, la minería, que tiene menos mano de obra.

El número de huelgas es bajo. De acuerdo al profesor de la Universidad Diego Portales, José Luis Ugarte, se debe a que el procedimiento para materializar una huelga en Chile es engorroso, haciéndolas difícil de realizar en la práctica: una vez decretada la huelga, los trabajadores están obligados por ley a esperar tres días para hacerla efectiva, además si el día que comienza la paralización los trabajadores concurren a trabajar, se entiende que la paralización ha sido rechazada. A lo que se debe agregar que del total de 311.610 trabajadores que negociaron colectivamente durante 2012, el 37% lo hizo sin derecho a huelga (al tratarse de convenios colectivos que se realizan al margen del proceso formal de negociación).

Pero lo importante es el carácter cualitativo de las huelgas, paros y movilizaciones.

 

***

En primer lugar, hay que considerar no sólo las huelgas legales, sino también los paros. En sólo los primeros seis meses del 2013, registramos 120, mientras que en todo el año 2012 consignamos 148 marcas (ver: Informe de conflicto social. Primer semestre 2013. La protesta social en el primer semestre del 2013 en Chile: La clase trabajadora ingresa al ciclo de la protesta social iniciado el 2011, y se extienden y amplían los formatos de movilización).

En segundo lugar, las huelgas o paros amplían sus repertorios de lucha con movilizaciones, bloqueos a los accesos a los lugares de trabajo, bloqueos de rutas o calles, tomas de los lugares de trabajo.

En tercer lugar, el desarrollo de nuevos procesos: el paro en solidaridad, el descontento con las direcciones sindicales, la organización en base a delegados por áreas o secciones en los lugares de trabajo, tiende a la vez a politizarse (ver: Análisis de coyuntura laboral. Julio- Agosto 2013. Nuevos contornos y efervescencia en la minería. Santiago Aguiar).

En el mes de octubre, destaca el paro de advertencia del sector público, en el marco de la negociación anual de re-ajuste salarial. El martes 22 de octubre convocado por la Mesa del Sector Público, integrada por 14 gremios (AJUNJI, ANEF, ANTUE, ASEMUCH, Colegio de Profesores A.G., CONFEMUCH, CONFENATS, CONFUSAM, FENAFUCH, FENAFUECH, FENATS Unitaria, FENPRUSS, FENFUSSAP, FENTESS). La demanda principal es un reajuste de 8,8%, además de un aumento del 10% para los sueldos menores a $750.000. La movilización fue contundente: según la ANEF, fueron 450.000 trabajadores en todo Chile. Según los medios de prensa, 50.000: en Santiago 10.000, en Concepción 15.000, en Temuco 10.000, en Valdivia 3.000, en Valparaíso 10.000, en Osorno 500, en Copiapó 3.000. Además, el paro alcanzó al 93%.

La situación trasciende el problema salarial: de los 220 mil trabajadores que están en los (21) ministerios y (340) servicios públicos del Gobierno, el 60% de los trabajadores está a contrata y el 10% está a honorarios, sin cotización de salud ni previsión ni estabilidad, mientras que apenas el 30% tiene contrato de planta.

Es la expresión en el sector público de las condiciones estructurales de la clase trabajadora en Chile, que se asientan en el Código de Trabajo.

 

***

La campaña electoral presidencial y parlamentaria, resultó un escenario propicio para la instalación del debate sobre problemas estructurales de la clase trabajadora.

La CUT forcejeó con la candidata Bachelet de la Nueva Mayoría criticando la ausencia en su programa de los problemas laborales. Finalmente, se incorporaron algunos puntos, entre ellos: la regulación del uso de los multirut, la titularidad sindical, el fin de los reemplazos en huelga. La dirigencia de la CUT se congratuló con este anuncio. Aunque no está en la prioridad del próximo gobierno.

Paralelamente, los trabajadores impugnaron las partidas presupuestarias que los afectan, como los trabajadores de la Salud Pública, denunciando el contenido privatizador del presupuesto del sector al poner énfasis en la ampliación de la red hospitalaria y especialmente en la construcción de hospitales concesionados pues representa una privatización encubierta. Por su parte, el Colegio de Profesores denunció la partida presupuestaria para educación como “conservadora” y “continuista” ya que “fortalece el actual sistema y no se hace cargo de problemas como la desmunicipalización, carrera docente y endeudamiento de los universitarios”.

Más allá de la coyuntura, otra demanda estructural que sigue abriéndose paso es la del fin de las AFP. El 5 de octubre, se realizó una marcha convocada por la “Coordinadora Nacional de Trabajadores No + AFP”, exigiendo volver a un sistema de reparto tripartito en donde aporte el Estado, el empleador y los trabajadores, ya que la tasa de reemplazo hoy bordea entre el 30% y el 40%, condenando a que los trabajadores se vayan a la pobreza.

Es otra demanda pendiente que deberá enfrentar el próximo Gobierno. Aunque no se trata sólo de un nuevo Gobierno. Un escenario de fin de ciclo está definiendo el momento político en Chile. En este marco, la demanda de un cambio al Código de Trabajo puede adquirir un peso inesperado.

Aunque la dirigencia de la CUT se congratuló con los puntos laborales integrados al programa de la Nueva Mayoría, lo cierto es que deja se verá obligada a impulsar este debate. Nolberto Días, vicepresidente de la CUT declaró que “creemos que se tiene que gobernar cambiando sustantivamente el Código del Trabajo que heredamos de la dictadura”, agregando que “las cosas que hay que cambiar tienen que ver con fortalecer la negociación colectiva y fortalecer la sindicalización. En este país los trabajadores tienen prohibidos los sindicatos, en la realidad, porque son perseguidos y porque son despedidos. En la realidad, en Chile la negociación colectiva no sirve para nada y esas son cosas que tenemos que arreglar. La gente tiene que tener sindicatos fuertes y negociación colectiva que proteja los derechos de las personas”.

Probablemente la tensión vuelva a la Central. Este mismo dirigente, de la Democracia Cristiana, declaró también que “los trabajadores no consiguen nada si no es peleando. Sólo peleando, sólo movilizando y luchando los trabajadores logran reformas profundas al modelo. Y eso será por la vía del diálogo pero también por la vía de la movilización democrática, pacífica y respetuosa. Pero a nosotros nadie nos va a regalar nada”.

A la vez, la presidenta de la CUT, del Partido Comunista, Barbara Figueroa, invitada al Encuentro Nacional de la Empresa- ENADE, se esforzó por convencer a los empresarios de la necesidad de reformas: “la posibilidad de diálogo y de reformas en nuestro país es efectiva. Estamos entrando en una nueva etapa. Esto tiene que ver con el agotamiento de un modelo, que exige profundas reformas”. Y para mayor tranquilidad, agregó: “Eso significa entonces que tienen que dejar de ganar, no señores; yo no estoy diciendo eso. Pero repartamos la torta, porque si no Chile no va a poder enfrentar un nuevo ciclo de oportunidades”, precisó.

Esta tensión, puede alentar el desarrollo de los paros, huelgas y movilizaciones de los trabajadores, así como la multiplicación de intentos de nuevos agrupamientos.

Por nombrar solo uno: las empresas del cordón industrial de Talcahuano-Hualpén, Huachipato, Asmar y ENAP Bío Bío, comenzaron a reunirse entre sí, y conjuntamente con la DT Regional para denunciar las prácticas antisindicales. Después de esa reunión, en las semanas siguientes, se declaró un paro en ASMAR. A los días de ser declarado, se realizó una movilización conjunta con trabajadores municipales y portuarios.

Aunque aún se trata de movilizaciones dispersas. Pero algo nuevo pugna por nacer.

 

***

Lo nuevo, es que la paulatina instalación de las reformas laborales, el rechazo al Código del Trabajo heredado de la dictadura, actúe como un eje unificador de las huelgas, paros y movilizaciones de los trabajadores, en momentos de emergencia de nuevos procesos de carácter cualitativo como los que aquí señalamos. Esto abriría un escenario nuevo, y fortalecería la dinámica a la intensificación de la lucha de clases de la clase trabajadora.

 

 

8-11-2013

Análisis coyuntura laboral. Septiembre 2013.

Santiago Aguiar

Septiembre: nudo de las contradicciones del régimen, y los trabajadores

 

En este mes, se conmemoraron los 40 años del golpe de Estado, en un modo que no se había visto antes en Chile, sacudiendo el conjunto de las relaciones políticas y sociales.

Se realizó una de las más grandes movilizaciones desde el fin de la dictadura, numerosos actos, velatones, foros, movilizaciones, programas de televisión de alto impacto público. La propia derecha tuvo que realizar sus declaraciones, en algunos casos pidiendo perdón, llevándola a una extrema tensión, que culminó con las declaraciones de Piñera hablando de los “cómplices pasivos”, el cierre del penal Cordillera, el traslado de los reos, integrantes de la DINA y la CNI al penal de Punta Peuco, y el suicio del ex jefe de la CNI general Odlanier Mena.

El golpe tuvo un carácter contra-revolucionario, dirigido esencialmente contra la clase trabajadora y las organizaciones de izquierda. Que estuvieron entre sus víctimas. A mediados del año 90, cuando se constituye la comisión Rettig, la CUT da cuenta de que “el 76% del total de muertos y detenidos desaparecidos cobrados por la dictadura a partir del 11 de septiembre de 1973 corresponde a trabajadores” (Fortín Mapocho, viernes 20 de julio de 1990). Y que hubo 308 dirigentes sindicales que fueron directamente fusilados o desaparecidos. El informe Valech, que informó sobre la tortura en dictadura, precisa que más de la mitad de ellos corresponde a trabajadores. Y casi un 80% pertenecía o estaba ligado a organizaciones sindicales o de trabajadores.

Pero eso fueron las condiciones para avanzar en cambios estructurales, que perduran hasta hoy. La herencia de la dictadura, en el mundo del trabajo.

En 1979 se lanza el “Plan Laboral”, elaborado por José Piñera.  Buscaba romper el sindicalismo de clase. Se sostuvo en dos pilares centrales: la prohibición de la negociación colectiva por rama, y la imposibiltación del derecho efectivo a huelga vía el permiso para el reemplazo de los huelguistas. Aseguró la impunidad empresarial, expresada por ejemplo en las “prácticas anti-sindicales” (persecución para impedir la formación de sindicatos), la casi nula negociación colectiva, ni siquiera al nivel de la empresa, la extensión de la subcontratación, los bajos salarios, las bajas pensiones.

 

***

Esa realidad, no fatal, sino instalada en dictadura, pervive a través de su herencia, y se actualiza en la coyuntura. No solo como memoria. Con ocasión de los 40 años, dirigentes de la CUT y la ANEF rinden homenaje a Salvador Allende frente a La Moneda, para recordar la protección de los derechos básicos como salud, educación y vivienda y medidas como el medio litro de leche para todos los niños, y concluir en “la necesidad de grandes reformas, no sólo una nueva Constitución, no sólo reforma tributaria, no sólo el derecho a educación, sino también el derecho a salud, a vivienda digna y a que a los trabajadores se nos devuelva el espacio de poder que perdimos, que se nos reconozca la organización sindical como un actor cooperante, como un actor que va a generar desarrollo también para el país y no como un enemigo, como hasta ahora se lo ha querido ver”.

La CUT ha sido un actor cooperante en los 25 años de la democracia. Con sus mesas de diálogo por ejemplo. Y sus efectos están a la vista: la pervivencia de la herencia de la dictadura.

Y es precisamente esa herencia, la que abre crecientes contradicciones que motorizan los procesos de lucha de clases en curso. Del movimiento estudiantil, de las regiones. Y también de la clase trabajadora.

 

***

El clima de huelgas, paros y movilizaciones abierto este año 2013, continúa su curso.

En estos días, entre otros, estuvieron el paro de supermercados Montserrat, de Propal, de la división El Salvador de Codelco, de Guacolda, entre otros. Pero el protagonismo estuvo en los trabajadores del sector público: paro del Registro Civil por 17 días, paro de las trabajadoras de la JUNJI, amenaza de paros de los trabajadores de Aduanas y del Servicio Médico Legal. Se inició la negociación por el reajuste del sector público, pidiendo un incremento salarial del 8,8%. Se sumó el paro de las trabajadoras de Fundación Integra.

Nuevamente, en las huelgas, aparecen cuestionamientos a las dirigencias burocráticas, como fue en el caso de la JUNJI.

El clima huelguístico del sector, obligó a la convocatoria de un Comité Político de La Moneda para analizarlo en particular.

Y a los medios de prensa dominante, a intervenir desde sus páginas editoriales, criticando la “respuesta débil ante paros ilegales en el sector público” (la tercera, 12/09/2013), o señalando que se trata de una “paralización inconstitucional e ilegal”, (El Mercurio, 17/9/2013), agregando con preocupación que “los paros como medio de presión para buscar mejoramientos económicos muestran signos de ir haciéndose cada vez más habituales”.

 

***

Medidas legislativas del Gobierno, como el proyecto de ley con modificaciones al seguro de cesantía (que busca subir de 50 a 75% del ingreso el monto al que pueden acceder los trabajadores cuando se cumple un mes desde que se quedó cesante, además de bajar los aportes del empleador sin afectar los fondos de los trabajadores), no logran incidir en las expectativas de los trabajadores.

 

***

Es que se suma una modificación en el panorama económico. Como señalamos en el Análisis de Coyuntura Laboral de Julio- Agosto, la desaceleración de la economía comienza a tener efectos, con despidos a cuentagotas y quita de derechos en la minería. Nuevos datos se agregan: la creación de empleos se mantiene en las grandes empresas, pero se desacelera en las medianas y pequeñas: las firmas con más de 200 trabajadores generaron 141.660 plazas laborales; las que tienen entre 5 y 49 operarios, perdieron 38 mil puestos de trabajo. Un analista Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, explica que el comportamiento de las pymes responde al menor ritmo de crecimiento de la economía. “El consumo y la inversión se han desacelerado y eso afecta a todas las empresas, pero las que tienen mayor liquidez, que son las grandes, pueden soportar un período mucho más largo. Distinta es la situación para las pymes, que  son las primeras en sufrir los efectos debido a su baja capacidad de endeudamiento y menor liquidez, lo que las lleva a tomar decisiones en materia de ajuste de personal más tempranamente. Son las primeras en reaccionar en términos de empleo”, explica.

En estas condiciones, se vuelve a insistir en una mayor flexibilización del mercado de trabajo: el ex presidente del Banco Central, Vittorio Corbo, demandó que se avanzara en la flexibilización laboral.

En la minería comenzaron los despidos de trabajadores subcontratados: Codelco redujo su dotación en un 9%, de 30.264 a 27.557, despidiendo a 2.707 trabajadores.

 

***

Septiembre termina iniciando la recta final de la campaña electoral. Y esta agrega, a los cuestionamientos a la herencia de la dictadura, a la desaceleración económica, al clima huelguístico, más situaciones que alientan el mayor protagonismo de la clase trabajadora en el escenario político nacional.

Nuevamente, se editorializa sobre la ausencia de temas laborales en los programas de las candidaturas. Los esfuerzos de las directivas de la CUT por converger con la Nueva Mayoría se ven frustrados, ya que sus equipos programáticos, no recogen sus demandas. Incluso la CUT Provincial de Puerto Montt denunció que Bachelet no los recibió en su gira a la zona. Las tensiones aumentan.

 

***

Y la clase trabajadora, con una nueva disposición a la lucha, abriendo nuevos procesos, como señalábamos en el Análisis de Coyuntura Laboral de Julio-Agosto: el paro en solidaridad, el descontento con las direcciones sindicales, la organización en base a delegados por áreas o secciones en los lugares de trabajo, tiende a la vez a politizarse. Una nueva dinámica, hacia la intensificación de la lucha de clases de la clase trabajadora, y probablemente a la búsqueda de nuevas expresiones políticas y sindicales, se abre camino.

 

9-10-2013

Análisis coyuntura laboral. Julio-Agosto 2013.

Santiago Aguiar

 

Nuevos contornos y efervescencia en la minería

 

 

La coyuntura de los meses de julio y agosto estuvo marcada por las huelgas y movilizaciones. El 11 de julio se realizó el Paro Nacional, con una movilización sólo en Santiago de más de 150.000 personas, fue la convocatoria más grande realizada por una organización de la clase trabajadora desde el fin de la dictadura. Tuvo además alcance nacional. Y lo nuevo fue la participación del sector privado: más del 25% no concurrió a su trabajo ese día, y contando los retrasos, la cifra se eleva al 50%. Sin demandas económicas, la convocatoria reflejó que el clima de protesta social alcanza a la clase trabajadora. Aún así, la dirigencia de la CUT, en los días previos,  resaltó que la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), reconociera la necesidad de reformas de fondo a la institucionalidad laboral, siendo que son sus principales oponentes.

Fueron los meses también de las huelgas de los trabajadores recolectores de basura y de Correos de Chile, de particular importancia, como podremos ver.

 

En este marco, sumado al escenario de campaña electoral, finalmente el Gobierno anunció un aumento del sueldo mínimo a $210 mil (desde los $193.000 actuales), afirmando que se trata del reajuste más alto “desde que se recuperó la democracia”, y que permitiría alcanzar los $250 mil en 2015. La marca de los $250 mil hace referencia al debate sobre el “sueldo ético” que instalara el obispo Goic el año 2007.

Sin embargo, esa cifra, al año 2013, debe ser actualizada, elevándose hasta los $ 302 mil (y para el 2015, corresponderían $ 350 mil).

Hay que agregar, que la inflación de los pobres es superior al promedio del IPC. Y que la distribución de gastos de las familias está cruzado por líneas de clase. Según la última encuesta disponible de Presupuestos Familiares (del 2007), el 20% de los hogares más pobres destina el 37,4% de sus ingresos al gasto en alimentos y bebidas, mientras que el 20% de los hogares de mayores ingresos destina solamente 14,5%. Y de acuerdo al INE, la inflación de los alimentos entre enero y julio anotó 5,7% y 15,6% en 12 meses.

 

Junto con esta medida, el Gobierno anunció otra, el proyecto de ley que dará sala a cuna a todas las trabajadoras del país eliminando el límite de acceso a este derecho en empresas donde hayan 20 o más mujeres. Sin embargo, también aquí se esconde algo. Tal como denunciaron algunos parlamentarios y especialistas, no se trata de un beneficio realmente universal, ya que sólo favorece a las mujeres que hayan tenido 12 meses de cotizaciones. Además, se carga sobre las trabajadoras, descargando la responsabilidad de los empleadores y el Estado, ya que se financiará sacando parte de sus cotizaciones del seguro de desempleo.

 

En este marco, el Gobierno no sólo impulsó medidas que busquen responder a algunas de las demandas de los trabajadores. También, medidas que buscan restringir aún más el ejercicio de sus derechos, avanzando aún más en la prohibición del derecho a Huelga en Empresas Publicas y Privadas: el 31/7 se publicó en el Diario Oficial que los trabajadores de las empresas públicas y privadas no tienen la posibilidad de declarar una huelga incluye empresas sanitarias, eléctricas y portuarias. En una decisión que habría sido aprobada el 25 de julio entre el Ministerio del Trabajo, de Defensa y Economía.

 

Es que el clima huelguístico y de movilizaciones, tiene bases para seguir desarrollándose.

 

Por un lado, ya hay señales de alerta sobre una posible desaceleración del empleo. La economía muestra una tendencia a enfriarse. Y aunque el empleo continua creciendo, empieza a ser afectado. En junio de 2012 las cifras de la U. de Chile revelaban una ocupación de 3,7%, en este año el indicador sólo alcanzó un 0,2%. Con relación al 2013, de un 2% registrado en marzo, la ocupación llegó sólo a 0,2% en junio. Es probable ver despidos a cuentagotas, que agregue un factor más a las tendencias a las huelgas, paros y movilizaciones en curso.

 

Por otro lado, el motor de los altos precios del cobre también está llegando a su fin. Y en la minería comienza a verse una cierta efervescencia.

Ya las empresas han anunciado que los bonos millonarios para los trabajadores no se repetirán.

No dicen nada, sin embargo, de las ganancias extraordinarias resultantes del super ciclo de los precios del cobre. Por no mencionar los beneficios tributarios que las benefician. Y además, que, para toda la minería, en el 2011 la subcontratación llegó al 65%, lo que abarata los costos (además de debilitar las organizaciones sindicales).

La reducción de costos comienza a dominar las políticas empresariales. En Codelco, los trabajadores denuncian intentos que llevarían a la privatización parcial. Durante la discusión sobre los montos de dinero autorizados a Codelco para reinversión en proyectos, los sindicatos de profesionales de la empresa estatal denunciaron que el Gobierno busca intencionalmente debilitar a Codelco, para favorecer a transnacionales mineras (en 1971, el 95%  de la minería del cobre estaba en manos del Estado de Chile, pero hoy es menos del 30%).  La denuncia reside en que Codelco no va a capitalizar todo lo que necesita para realizar proyectos estructurales (convertir a Chuquicamata en una mina subterránea, expandir los yacimientos Ministro Hales y Radomiro Tomic, desarrollar el nuevo nivel de la mina El Teniente de Rancagua y convertir a la División Andina en la mina de cobre más grande del mundo). Es que el Gobierno decidió entregar sólo U$1.200 millones a Codelco, en vez de los U$4 mil millones que había solicitado.

Por su parte la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) se declaró en “alerta máxima” y no descartan movilizaciones, ante la misma situación.

Agregan además, ante fragmentación del Distrito Norte de Codelco (Chuquicamata y los yacimientos Radomiro Tomic, Ministro Hales y Quetena), pues estarían siendo explotados como empresas independientes,

con condiciones laborales diferenciadas, planas gerenciales separadas y, lo que es más delicado, sin posibilidad de hacer sinergia. Por ejemplo: la fundición y la concentradora en Chuquicamata, están parados porque, al considerarse negocios distintos, se envía la producción de los otros yacimientos afuera.

No se trata sólo de la minería estatal. La Federación Minera de Chile que agrupa a los trabajadores de las empresas privadas denunció abusos y prácticas antisindicales de BHP Billiton abusos y prácticas antisindicales. El 14 de agosto paralizaron las faenas por 24 horas.

Es un clima de efervescencia que anuncie probablemente procesos de movilización, huelgas y paros en la minería.

 

Estos procesos vienen marcando la situación del movimiento obrero en Chile. Este 2013, viene comenzando a dibujar nuevos contornos.

 

Con tres procesos que han emergido en el curso de algunas de las recientes huelgas, paros y movilizaciones.

El primero, el paro en solidaridad. Que pudo verse con el paro nacional de los trabajadores portuarios durante 22 días en marzo y abril.

El segundo, el descontento con las direcciones sindicales. Como pudo verse en la huelga de los trabajadores recolectores de basura, que ante la firma de un acuerdo de la dirigencia lo rechazó y pretendieron extender la huelga más allá de la firma del acuerdo.

El tercero, la organización en base a delegados por áreas o secciones en los lugares de trabajo. Como pudo verse en el paro y la huelga de los trabajadores de Correos de Chile.

 

De todos modos, estos tres procesos son embrionarios. Además, simultáneos en tanto tales, no convergentes: si los trabajadores recolectores de basura expresaron su descontento con su dirigencia, no contaban con una forma de organización sindical como delegados por secciones o áreas de trabajo, que les permitiera proponer una alternativa ante el problema. A la vez, los trabajadores de Correos de Chile contaban con esta forma de organización, pero esperaban que “esta vez” la dirigencia no los defraudara: no fue así, y se firmó un acuerdo a ciegas.

 

De todos modos, son procesos que comienzan a dibujar un nuevo contorno. No está dicho que resulte en una nueva configuración del movimiento obrero en Chile. Aunque las tendencias en curso, lo auguran. La efervescencia en la minería, anuncia procesos más convulsivos en el próximo período.

 

2-9-2013

Informe del conflicto social. Segundo semestre 2013.

Santiago Aguiar

 

 

La protesta social en el segundo semestre del 2013 en Chile: Continúa la extensión y ampliación de los formatos de movilización, y la clase trabajadora inaugura una dinámica propia

 

En el segundo semestre del año 2013, continuó el desarrollo de los nuevos fenómenos de la protesta social en Chile, con nuevos formatos de movilización[1].

Si en nuestro Informe del primer semestre[2], señalamos que lo nuevo con relación al año 2012, estaba en la entrada de actores clásicos, la clase trabajadora durante el segundo semestre inaugura una dinámica propia.

Con menor intensidad y mayor dispersión con relación al primer semestre del 2013, la movilización estudiantil continuó con diversas acciones de protesta destacando la toma de liceos y colegios.

En todos los casos, el contendiente fue el Gobierno y las instituciones del régimen político en su conjunto, así como el sector empresarial.

La protesta social influyó directamente en el régimen político expresándose en el proceso electoral.

 

También se mantiene el ciclo de la protesta social que, iniciado el año 2011, desplazó la política a las calles. El conflicto social se puso al centro. El régimen atraviesa una crisis de legitimidad, que ahora, tras las elecciones y la baja participación en la segunda vuelta se plantea como crisis de representación, aunque no termina de desplegarse.

 

La pregunta general que guía estos Informes de conflicto social[3], es si existe una correspondencia entre la crisis del régimen político y el patrón de acumulación capitalista en Chile, con la protesta social que se ha desplegado.

 

Para los dos casos que analizamos, la protesta estudiantil del 2011, y la revuelta local de Aysen de febrero- marzo del 2012, concluimos que no. En el primer caso, al desarticularse la fuerza social contendiente y retrotraerse a acciones de tipo corporativo[4]. En el segundo caso, coincidente en esto también con el primero, en la falta de adecuación de los “esfuerzos estratégicos”, así como el problema de la hegemonía al interior de la fuerza social contendiente[5]. A la vez afirmábamos una tendencia a la agudización de los procesos de lucha de clases.

 

Para el fenómeno de la protesta social en el 2012, señalábamos en el Informe citado que “un carácter de acciones de la lucha de clases por fuera de la institucionalidad del régimen político, indica la radicalización de este formato de la protesta social. Al recurrir a la acción directa”. Este proceso se está consolidando en Chile, como veremos a continuación. También señalábamos que “al obervar las fracciones sociales movilizadas bajo este formato de la protesta social, puede afirmarse la probabilidad del ingreso a los procesos de protesta social iniciados el 2011, de los trabajadores”. Y esto pudimos comprobarlo en este primer semestre del año 2013.

 

En este segundo semestre, la clase trabajadora consolida su ingreso al ciclo de protesta social, e inaugura una dinámica propia.

 

 

Los bloqueos y tomas en el segundo semestre del 2013

 

El fenómeno de la innovación y ampliación de los repertorios de lucha se consolidó. .

 

Los métodos de la lucha de clases, continúan desarrollando su tendencia a la radicalización.

 

La importancia de este método de la lucha de clases, está en que manifiesta una radicalización de la protesta social. Este carácter está dado por tratarse de un formato de protesta ilegal.

 

Su mayor límite está en que continúa la falta de correspondencia entre las distintas dimensiones de la protesta social: la estructura de oportunidades políticas, los repertorios de lucha, las estructuras de movilización, y los marcos de acción colectiva[6].

 

Se observa entonces una continuidad del ciclo de protesta social del 2011 y el 2012. Pero con un punto de inflexión: la dinámica propia que inaugura la clase trabajadora.

 

La innovación y ampliación de los repertorios de lucha, se han expresado en la consolidación –continuidad y extensión- de los bloqueos de rutas, bloqueos de calles, bloqueos a los accesos a lugares de trabajo, tomas de lugares de trabajo, tomas de terrenos, tomas de lugares públicos.

 

 

–       La innovación en el repertorio de lucha: los bloqueos

 

El segundo semestre del 2013 consolidó –mantuvo su continuidad y extendió- la innovación y ampliación en el repertorio de lucha.

 

Con base en los medios de prensa nacional, hemos elaborado –para el segundo semestre del 2013- un registro de 130 acciones de protesta ilegales.

 

En el primer semestre, alcanzó 99 marcas.

 

En el segundo semestre del 2012, se registran 74.

 

 

–       Los contendientes

 

Este carácter, a la vez, manifiesta su contenido inmediatamente político. Es por eso que el contendiente es el gobierno, objeto de las demandas expresadas.

 

Que el gobierno aparezca como el contendiente en este formato de la protesta social, le imprime una potencia unificadora.

 

A la vez, expresa una disgregación de las demandas, el espacio en que se despliegan, y las fracciones sociales protagonistas.

 

 

–       Las demandas

 

Las demandas siguen siendo múltiples, y de carácter local, al igual que los espacios en que se desarrollaron.

 

 

–       Los formatos

 

Puede observarse un amplio repertorio de formatos de movilización de carácter ilegal.

 

En el segundo semestre del 2013, la mayor frecuencia vuelve a registrarse en “cortes de ruta”, cambiando la de menor frecuencia a “cortes de calle”. En el registro del primer semestre correspondía a “toma de lugares de trabajo”. Esto cambió.

 

 

 

 

 

Formatos

 

Frecuencia

Corte de ruta

50

Corte de calles

10

Bloqueo acceso lugares de trabajo

12

Toma de lugares de trabajo

15

Toma de terrenos

Toma de lugares públicos

43

Total

 

130

 

Con relación al primer semestre del 2012, se observa un incremento de “toma de lugares de trabajo”, que asciende desde 4 hasta 15.

 

 

–       Las fracciones sociales protagonistas

 

También han sido múltiples.

Aunque es significativo el mayor protagonismo que adquirió la fracción social “trabajadores” en los protagonistas de la protesta social aquí observada.

En esta fracción social incluímos a los pescadores artesanales, aunque estrictamente, constituyen una fracción social de transición y abigarrada (en tanto trabajadores que se explotan a sí mismos, en su mayoría).

Esta misma fracción social recurrió tanto a las tomas de los lugares de trabajo, como a las tomas de lugares públicos y a los cortes de rutas y calles.

 

Para el total de casos registrado, las fracciones sociales se distribuyen del siguiente modo:

 

 

 

 

 

 

 

Fracción social

 

Frecuencia

Trabajadores

54

Vecinos

21

Pobladores

8

Estudiantes

33

Fuerza social

6

Agricultores

1

Mapuche

Usuarios

3

Camioneros

2

Militares en retiro

1

Otros

1

Total

 

130

 

Notas:

*En fuerza social, nos referimos específicamente a: manifestación del 24/7 del Movimiento Ciudadano de Tocopilla; movilización del 17/7 de juntas de vecinos, gremios de la salud, profesores, representantes de agrupaciones políticas y la ciudadanía de la Región de los Ríos; manifestación del 1/8 en que Pobladores y secundarios se toman el Ministerio del Medio Ambiente; movilización del 1/8 en que se bloquean los accesos a la ciudad de Tocopilla por el Movimiento de Fuerzas Laborales Organizadas Independientes; manifestación del 21/8 de gremios del transporte, la mesa productiva de Arauco y sindicatos, e incluso cuenta con el apoyo de alcaldes de la provincia de Arauco; manifestación del 10/12 de Trabajadores y empresarios de Zofri

*En “trabajadores”, incluímos a los pescadores artesanales

*En “usuarios” registramos a los apoderados que tomaron liceos o colegios

*Las tomas de liceos y colegios las registramos como “toma de lugares públicos”

*Desagregamos las acciones de protesta del movimiento estudiantil, considerando tomas de liceos y colegios, cortes de calles y tomas de lugares públicos, excluyendo las movilizaciones:

Formatos

Frecuencia

Toma de liceos

29

Toma de Universidades

3

Corte de calles

3

Toma de edifícios públicos

1

Total

36

 

 

Junto con la mayor frecuencia de la fracción social “trabajadores”, lo novedoso en el segundo semestre es la ampliación de la fracción que denominamos “fuerza social”, es decir, la articulación de diferentes fracciones sociales. Probablemente indique una tendencia a la unificación de las acciones de protesta social. Tendencia que en el caso de los trabajadores se expresó en este período.

 

 

Las huelgas y los paros en Chile en el segundo semestre del 2013: la clase trabajadora inaugura una dinámica propia consolidando su ingresa al ciclo de la protesta social iniciado el 2011

 

En el segundo semestre del 2013, registramos un universo de 127 huelgas o paros, con movilizaciones, bloqueos a los accesos a los lugares de trabajo, bloqueos de rutas o calles, tomas de los lugares de trabajo, durante el primer semestre del 2013.

 

En el primer semestre fueron 120 marcas.

 

En todo el año 2012, nuestro universo registró 148.

 

Muestra una significativa alza en las acciones de la clase trabajadora.

 

A continuación, se registran para el segundo semestre según sector, formato y tipo de demanda.

 

   

Frecuencia

%

 

 

 

 

 

Sector

Industrial

11

8,6

Minero

25

19,7

Portuario

4

3,1

Servicios

27

21,25

Comercio

11

8,6

Sector Público

42

33,0

Transporte

2

1,6

Pesca

Construcción

3

2,4

Agricultura

Diversos sectores

2

1,6

 

 

 

 

Formato

 

Huelga legal o paro

89

70,0

Movilización

16

12,6

Corte de ruta, bloqueo acceso de trabajo, o toma lugar de trabajo o edificios públicos

22

17,3

Total

127

100

 

 

 

Tipo de demanda

 

Aumento salarial

65

51,2

Paro en Solidaridad

1

0,8

Mejoras condiciones de trabajo

19

15,0

Otras

42

33,0

 

Notas:

* La categoría de “cortes, tomas, bloqueos”, registró cuando es en este formato exclusivamente, los paros o huelgas legales con corte de rutas o avenidas, se registran en la dimensión “huelga legal o paro”.

*Las huelgas o paros con tomas de lugares de trabajo o bloqueos corresponden a  20 marcas.

* Los paros pueden ser con movilización a las oficinas de las empresas. Sólo se registran en la dimensión “movilización” aquellas que no son con paro o huelga legal.

* El sector público incluye sectores industriales (Asmar, ENAER), así como el Municipal, los Profesores, la Junji, Correos de Chile, TVN, y la Salud.

* En “otras” y “diversos sectores”, se registra: el Paro Nacional de la CUT del 11/7; la movilización multisectorial de la Coordinadora No+AFP el 3/10.

* Los paros pueden ser con movilización a las oficinas de las empresas. Sólo se registran en la categoría “Movilización” aquellas que no son con paro o huelga legal.

* El sector público incluye sectores industriales (Asmar, ENAER), así como el Municipal, los Profesores, la Junji, Correos de Chile, TVN, y la Salud.

*El sector “Pesca”, incluye tanto la pesca artesanal, como la pesca industrial

* Entre los tipos de demanda, la categoría “Otras”: entre ellas: contra despidos, por sueldos impagos, contra la subcontratación, por pago de gratificaciones, contra malos tratos laborales, etc.

 

Se observan la siguiente dinámica con relación al primer semestre del 2012:

 

*Con relación al sector: Un descenso de “Industria” (en el primer semestre correspondió al 13,3% del total). Un incremento de “Minería” (al 10,8%). Un incremento de “Portuario” (al 1,6%). Un descenso de “Servicios” (al 22,5%). Un incremento de “Comercio” (al 7,5%). Un incremento de “Sector Público” (al 25%). Un descenso de “Transporte” (al 5,8%), así como de “Pesca” (al 3,3%), “Construcción” (al 10%).

 

*Con relación al formato: Un incremento en la categoría “Huelga legal o paros” (en el primer semestre correspondió al 56,6%). Un descenso en la categoría de acciones de protesta ilegales -cortes de ruta, bloqueoos, bloqueos y tomas de lugares de trabajo- (al 25%).

 

*Con relación al tipo de demanda: Un incremento de las demandas por mejoras salariales (en el primer semestre correspondió al 35%). Un descenso de las demandas por mejoras en condiciones de trabajo (al 10%).

 

***

Si la “estructura de oportunidades”, con un régimen político deslegitimado, tendía a imprimir a las acciones de la protesta social un carácter político, esto eclosionó el 2013, y en sectores estratégicos de la clase trabajadora[7].

En el primer semestre, expresado en el paro nacional de los trabajadores portuarios de 22 días, que recurrió a la huelga en solidaridad, y forzó a la intervención del Gobierno y de las asociaciones empresariales.

En el segundo semestre, en el Paro Nacional de la CUT del 11 de julio. En el debate electoral que debió finalmente integrar el problema de las reformas laborales. En la extensión de paros nacionales por sector.

A su vez, continúa la entrada de sectores estratégicos de la economía. En el segundo semestre, como veíamos, destaca el incremento de las acciones de los trabajadores de la Minería.

Para el segundo semestre, según sector estratégico y formatos de lucha considerando las tendencias a la ilegalidad, registramos la siguiente distribución:

 

 

 

Frecuencia

Porcentaje

Sectores estratégicos o clave

50

39

Tendencias a la ilegalidad

22

17

Notas:

Hemos definido los sectores estratégicos o clave a Industria, Minería y Puertos[8]. Por su capacidad de afectar el funcionamiento del conjunto de la economía, en los dos últimos casos; como, en el caso de la Industria, por ser un sector clásico en la constitución del movimiento organizado de los trabajadores, y donde ha surgido su experiencia histórica más avanzada, los Cordones Industriales

 

Se observa, con relación al primer semestre del 2013, un incremento de los sectores estratégicos (en el primer semestre corresponió al 25,7%), y un descenso de las tendencias a la ilegalidad (al 25%).

 

 

***

Para comprender más profundamente este escenario y estas tendencias, debemos señalar, para el segundo semestre, cuatro grupos de fenómenos:

 

El primero, un incremento de la categoría “huelga legales o paros”, a la vez que, dentro de esta, las que incluyen tomas, bloqueos, se elevan de 14 en el primer semestre a 20.

 

El segundo, el desarrollo de la fracción “fuerza social” mostrando una dinámica a generar alianzas para la obtención de sus demandas, aunque de carácter policlasista, y no con hegemonía de la fracción “trabajadores”.

 

El tercero, una dinámica a la unificación de las demandas y fuerzas de los trabajadores. El Paro Nacional de la CUT del 11 de julio, fue su máxima expresión. Junto a esto, se desarrollaron paros nacionales de distintos sectores de trabajadores como recolectores de basura, municipales, Junji, Integra

 

El cuarto, que desarrollaremos en un próximo Informe sobre el conjunto del año 2013, la emergencia de tres tendencias: a) el paro en solidaridad. b) el descontento con las direcciones sindicales. c) la organización en base a delegados por áreas o secciones en los lugares de trabajo[9].

 

Estos cuatro grupos de fenómenos, pueden estar indicando la inauguración de una dinámica propia de la clase trabajadora en el ciclo de la protesta social. A la vez que se combinan con la innovación en los repertorios de lucha, y la participación de diferentes fracciones sociales.

 

 

Conclusiones

 

Las tendencias generales a la consolidación -la continuidad y extensión-, de los repertorios de lucha (con el formato de los bloqueos de rutas, caminos, accesos a los lugares de trabajo, tomas de terrenos, tomas de lugares públicos); su carácter de acciones de la lucha de clases por fuera de la institucionalidad del régimen político, que indica la radicalización de este formato de la protesta social al recurrir a la acción directa; la potencia unificadora al tener como contendor al gobierno, convergen con la entrada de la clase trabajadora en el ciclo de la protesta social iniciado el 2011.

 

En el segundo semestre, se observa la inauguración de una dinámica propia de la clase trabajadora.

 

Con dos elementos clave: El primero, la tendencia a la unificación de sus fuerzas y demandas. El segundo, la tendencia a la conformación de una “fuerza social”.

 

El desafío central, con relación a esto último, reside en si se conformarán como movimientos policlasistas, o con hegemonía de la clase trabajadora.

 

 

 

 

29-12-2013

 


[1] Santiago Aguiar. Informe del conflicto social: El conflicto social en el año 2012 en Chile: los bloqueos y cortes de rutas y calles.

[2] Santiago Aguiar. Informe de conflicto social. Primer semestre 2013.  La protesta social en el primer semestre del 2013 en Chile: La clase trabajadora ingresa al ciclo de la protesta social iniciado el 2011, y se extienden y amplian  los formatos de movilización

[3] Santiago Aguiar. Informe de conflicto social, mayo 2011.

[4] Santiago Aguiar. Informe de conflicto social, noviembre 2011.

[5] Santiago Aguiar. Informe de conflicto social, febrero- marzo 2012

[6] Santiago Aguiar. Informe de conflicto social, mayo 2012.

[7] Cuadernos de Estudios del Trabajo nº 23. Santiago Aguiar y Dolores Mujica, “Huelgas y paros en el Chile del 2012: relación de fuerzas desfavorable, tendencias a la ilegalidad y predominancia de sectores estratégicos y clave”.

[8]  Cuadernos de Estudios del Trabajo nº 12: Santiago Aguiar, “El concepto de “posición estratégica”. Reseña de un libro y avances de una investigación”; y también Dolores Mujica, “Oro Rojo. Los Diez Hechos Más Importantes en la Lucha de los Mineros del Cobre en Chile”, Folletos de la Biblioteca de Historia Obrera nº 8, 2012.

[9] Santiago Aguiar. Análisis de Coyuntura Laboral. Julio-Agosto 2013.

Informe de conflicto social. Primer semestre, 2013.

Santiago Aguiar

 

 

La protesta social en el primer semestre del 2013 en Chile: La clase trabajadora ingresa al ciclo de la protesta social iniciado el 2011, y se extienden y amplian  los formatos de movilización

 

En el primer semestre del año 2013, continuó el desarrollo de los nuevos fenómenos de la protesta social en Chile, con nuevos formatos de movilización (ver Informe del conflicto social: El conflicto social en el año 2012 en Chile: los bloqueos y cortes de rutas y calles). Lo nuevo con relación al año 2012, es la entrada de los actores clásicos: la clase trabajadora.

Continuó también en el primer semestre del 2013, la movilización estudiantil, con masivas movilizaciones y nuevamente una ronda de tomas de más de 100 liceos y Universidades.

En todos los casos, el contendiente fue el Gobierno y las instituciones del régimen político en su conjunto, así como el sector empresarial.

 

También se mantiene el ciclo de la protesta social iniciado el año 2011, que desplazó la política a las calles. El conflicto social se puso al centro. El régimen atraviesa una crisis de legitimidad aunque no termina de desplegarse.

 

La pregunta general que guía estos Informes de conflicto social (ver mayo 2011), es si existe una correspondencia entre la crisis del régimen político y el patrón de acumulación capitalista en Chile, con la protesta social que se ha desplegado.

 

Para los dos casos que analizamos, la protesta estudiantil del 2011, y la revuelta local de Aysen de febrero- marzo del 2012, concluimos que no. En el primer caso, al desarticularse la fuerza social contendiente y retrotraerse a acciones de tipo corporativo (ver Informe de conflicto social, noviembre 2011). En el segundo caso, coincidente en esto también con el primero, en la falta de adecuación de los “esfuerzos estratégicos”, así como el problema de la hegemonía al interior de la fuerza social contendiente (ver Informe de conflicto social, febrero- marzo 2012). A la vez afirmábamos una tendencia a la agudización de los procesos de lucha de clases.

 

Para el fenómeno de la protesta social en el 2012, señalábamos en el Informe citado que “un carácter de acciones de la lucha de clases por fuera de la institucionalidad del régimen político, indica la radicalización de este formato de la protesta social. Al recurrir a la acción directa”. Este proceso se está consolidando en Chile, como veremos a continuación.

 

También señalábamos que “al obervar las fracciones sociales movilizadas bajo este formato de la protesta social, puede afirmarse la probabilidad del ingreso a los procesos de protesta social iniciados el 2011, de los trabajadores”. Y esto pudimos comprobarlo en este primer semestre del año 2013.

 

 

Los bloqueos y tomas en el primer semestre del 2013

 

El fenómeno de la innovación y ampliación de los repertorios de lucha señalado en el Informe citado, se consolidó. .

 

Los métodos de la lucha de clases, continúan desarrollando su tendencia a la radicalización.

 

La importancia de este método de la lucha de clases, está en que manifiesta una radicalización de la protesta social. Este carácter está dado por tratarse de un formato de protesta ilegal (ver Informe citado).

 

Su mayor límite está en que continúa la falta de correspondencia entre las distintas dimensiones de la protesta social: la estructura de oportunidades políticas, los repertorios de lucha, las estructuras de movilización, y los marcos de acción colectiva (ver Informe de conflicto social, mayo 2012).

 

Se observa entonces una continuidad del ciclo de protesta social del 2011 y el 2012..

 

La innovación y ampliación de los repertorios de lucha, se han expresado en la consolidación –continuidad y extensión- de los bloqueos de rutas, bloqueos de calles, bloqueos a los accesos a lugares de trabajo, tomas de lugares de trabajo, tomas de terrenos, tomas de lugares públicos.

 

 

–       La innovación en el repertorio de lucha: los bloqueos

 

El 2013 consolidó –mantuvo su continuidad y extendió- la innovación y ampliación en el repertorio de lucha.

 

Con base en los medios de prensa nacional, hemos elaborado –para el primer semestre del 2013- un registro de 99 acciones de protesta ilegales.

 

Para el primer semestre del 2012, se registran 54.

 

 

–       Los contendientes

 

Este carácter, a la vez, manifiesta su contenido inmediatamente político. Es por eso que el contendiente es el gobierno, objeto de las demandas expresadas.

 

Que el gobierno aparezca como el contendiente en este formato de la protesta social, le imprime una potencia unificadora.

 

A la vez, expresa una disgregación de las demandas, el espacio en que se despliegan, y las fracciones sociales protagonistas.

 

 

–       Las demandas

 

Las demandas son múltiples, y de carácter local, al igual que los espacios en que se desarrollaron.

 

 

–       Los formatos

 

Puede observarse un amplio repertorio de formatos de movilización de carácter ilegal.

 

La mayor frecuencia se registra en “cortes de ruta”, la menor en “toma de lugares de trabajo”.

 

 

 

 

 

Formatos

 

Frecuencia

Corte de ruta

39

Corte de calles

15

Bloqueo acceso lugares de trabajo

16

Toma de lugares de trabajo

4

Toma de terrenos

2

Toma de lugares públicos

23

Total

 

99

 

Puede aparecer un contraste con la mayor frecuencia de la fracción social “trabajadores” en los protagonistas de la protesta social aquí observada. Sin embargo, esta misma fracción social recurrió tanto a las tomas de los lugares de trabajo, como a las tomas de lugares públicos y a los cortes de rutas y calles.

 

 

–       Las fracciones sociales protagonistas

 

También han sido múltiples.

 

Es de notar la mayor frecuencia de la fracción social de los trabajadores. Aquí, incluímos a los pescadores artesanales, aunque estrictamente, constituyen una fracción social de transición y abigarrada (en tanto trabajadores que se explotan a sí mismos, en su mayoría).

 

Para el total de casos registrado, las fracciones sociales se distribuyen del siguiente modo:

 

 

 

 

 

 

Fracción social

 

Frecuencia

Trabajadores

47

Vecinos

20

Pobladores

19

Estudiantes

6

Fuerza social

Agricultores

1

Mapuche

2

Usuarios

Camioneros

Otros

4

Total

 

99

 

El peso de los trabajadores en este formato de la protesta social es de interés. Es probable indique que la lucha sindical, restringida en Chile con la falta de derecho efectivo a huelga, las prácticas anti- sindicales, las limitaciones a la negociación colectica, la debilidad de los sindicatos, sea empujada a acciones por fuera de la legalidad vigente.

 

Si en el Informe citado decíamos que “muestre que el actor social prácticamente ausente como tal del ciclo del 2011, así como de los procesos del 2012, tienda a emerger el 2013”. Es lo que se puede observar en el primer semestre del 2013.

 

 

Las huelgas y los paros en Chile en el primer semestre del 2013: la clase trabajadora ingresa al ciclo de la protesta social iniciado el 2011

 

Registramos un universo de 120 huelgas o paros, con movilizaciones, bloqueos a los accesos a los lugares de trabajo, bloqueos de rutas o calles, tomas de los lugares de trabajo, durante el primer semestre del 2013.

 

En todo el año 2012, nuestro universo registró 148.

 

Muestra una tendencia al alza en las acciones de la clase trabajadora, marcando su  entrada en escena en el ciclo de la protesta social inaugurado en Chile el 2011.

 

A continuación, se registran según sector, formato y tipo de demanda.

 

   

Frecuencia

%

 

 

 

 

 

Sector

Industrial

16

13, 3

Minero

13

10, 8

Portuario

2

1,6

Servicios

27

22,5

Comercio

9

7,5

Sector Público

30

25,0

Transporte

7

5,8

Pesca

4

3,3

Construcción

12

10,0

Agricultura

Diversos sectores

 

 

Formato

 

Huelga legal o paro

68

56,6

Movilización

22

18,3

Corte de ruta, bloqueo acceso de trabajo, o toma lugar de trabajo o edificios públicos

30

25,0

 

 

 

Tipo de demanda

 

Aumento salarial

42

35,0

Paro en Solidaridad

1

0,8

Mejoras condiciones de trabajo

12

10,0

Otras

65

54,1

 

Notas:

* Dentro de la categoría “Huelga legal o paro”, se registran 14 con toma de los lugares de trabajo

* Los paros pueden ser con movilización a las oficinas de las empresas. Sólo se registran en la categoría “Movilización” aquellas que no son con paro o huelga legal.

* El sector público incluye sectores industriales (Asmar, ENAER), así como el Municipal, los Profesores, la Junji, Correos de Chile, TVN, y la Salud.

*El sector “Pesca”, incluye tanto la pesca artesanal, como la pesca industrial

* Entre los tipos de demanda, la categoría “Otras”: entre ellas: contra despidos, por sueldos impagos, contra la subcontratación, por pago de gratificaciones, contra malos tratos laborales, etc.

 

 

Al igual que para el 2012, teniendo en cuenta las restricciones a la huelga en Chile, se consolidan y tienden a desarrollarse formas más radicalizadas de huelgas y paros. Tendencias a lo que se conoce como “huelgas salvajes”, aquellas que traspasan la legalidad, que tienden a sobrepasar a las dirigencias que quieren controlarlas.

 

Si la “estructura de oportunidades”, con un régimen político deslegitimado, tendía a imprimirles un carácter político, esto eclosionó el 2013, y en sectores estratégicos de la clase trabajadora[1].

Efectivamente, el paro nacional de los trabajadores portuarios de 22 días, recurrió a la huelga en solidaridad, y forzó a la intervención del Gobierno y de las asociaciones empresariales.

También este año, huelgas y paros en el sector minero y de la industria forestal, incluyendo un paro nacional de los trabajadores de planta de Codelco, fueron expresión de estas tendencias.

Debe destacarse que la categoría “Industria” en el primer semestre del 2013 registra 16 marcas, mientras que en todo el 2012 registró 13 marcas.

 

 

 

Frecuencia

Porcentaje

Sectores estratégicos o clave

31

25,7

Tendencias a la ilegalidad

30

25,0

 

Notas:

Hemos definido los sectores estratégicos o clave a Industria, Minería y Puertos[2]. Por su capacidad de afectar el funcionamiento del conjunto de la economía, en los dos últimos casos; como, en el caso de la Industria, por ser un sector clásico en la constitución del movimiento organizado de los trabajadores, y donde ha surgido su experiencia histórica más avanzada, los Cordones Industriales.

 

Los formatos de lucha, tienden a complejizarse. La entrada de sectores estratégicos y centrales, las “huelgas salvajes”, el carácter político que adquieren, indican la apertura de una tendencia al mayor protagonismo de la clase trabajadora en el ciclo de la protesta social abierto el 2011.

 

 

Conclusiones

 

Lo que se puede observar es la consolidación, con relación al 2011, es decir, la continuidad y extensión, de los repertorios de lucha, bajo el formato de los bloqueos de rutas, caminos, accesos a los lugares de trabajo, tomas de terrenos, tomas de lugares públicos.

 

Un carácter de acciones de la lucha de clases por fuera de la institucionalidad del régimen político, que indica la radicalización de este formato de la protesta social. Al recurrir a la acción directa.

 

Una potencia unificadora al tener como contendor al gobierno. Y que se amplia a la confrontación con la clase empresarial como tal.

 

Tendencias que tienden a converger con la entrada de la clase trabajadora en el ciclo de la protesta social iniciado el 2011.

 

Como límites, una dispersión de las demandas, los espacios, y las fracciones sociales movilizadas; y una falta de correspondencia entre las distintas dimensiones de la protesta social: la estructura de oportunidades políticas, los repertorios de lucha, las estructuras de movilización, los marcos de la acción colectiva. Donde los esfuerzos estratégicos, juegan un papel primordial.

 

Aunque, sin embargo y a pesar de estas limitaciones, que no son secundarias, la radicalización de este formato de la protesta social, sigue afirmando las tendencias a la agudización de la lucha de clases en Chile.

 

 

 

5-8-2013

 


[1] Cuadernos de Estudios del Trabajo nº 23. Santiago Aguiar y Dolores Mujica, “Huelgas y paros en el Chile del 2012: relación de fuerzas desfavorable, tendencias a la ilegalidad y predominancia de sectores estratégicos y clave”.

[2]  Cuadernos de Estudios del Trabajo nº 12: Santiago Aguiar, “El concepto de “posición estratégica”. Reseña de un libro y avances de una investigación”; y también Dolores Mujica, “Oro Rojo. Los Diez Hechos Más Importantes en la Lucha de los Mineros del Cobre en Chile”, Folletos de la Biblioteca de Historia Obrera nº 8, 2012.

Informe del conflicto social, Bloqueos y cortes, 2012

Santiago Aguiar

 

 

El conflicto social en el año 2012 en Chile: los bloqueos y cortes de rutas y calles

 

En el año 2012, irrumpieron nuevos fenómenos de la protesta social en Chile, como las revueltas locales en la región de Carlos Ibañez del Campo, conocida como la Región de Aysen, y en la localidad de Freirina en el Huasco, Región de Atacama.

Continuaron también fenómenos de movilizaciones estudiantiles, esta vez protagonizadas por los estudiantes secundarios principalmente, durante el mes de agosto.

En todos los casos, el contendiente fue el Gobierno y las instituciones del régimen político en su conjunto.

 

El ciclo de la protesta social iniciado el año 2011, desplazó la política a las calles. El conflicto social se puso al centro. El régimen atraviesa una crisis de legitimidad aunque no termina de desplegarse.

 

La pregunta general que guía estos Informes de conflicto social (ver mayo 2011), es si existe una correspondencia entre la crisis del régimen político y el patrón de acumulación capitalista en Chile, con la protesta social que se ha desplegado. Para los dos casos que analizamos, la protesta estudiantil del 2011, y la revuelta local de Aysen de febrero- marzo del 2012, concluimos que no. En el primer caso, al desarticularse la fuerza social contendiente y retrotraerse a acciones de tipo corporativo (ver Informe de conflicto social, noviembre 2011). En el segundo caso, coincidente en esto también con el primero, en la falta de adecuación de los “esfuerzos estratégicos”, así como el problema de la hegemonía al interior de la fuerza social contendiente (ver Informe de conflicto social, febrero- marzo 2012). A la vez afirmábamos una tendencia a la agudización de los procesos de lucha de clases.

 

Estos fenómenos tuvieron una expresión en las elecciones municipales del 2012. Los partidos políticos del gobierno sufrieron un retroceso. Pero no fue en beneficio claro de los partidos opositores del régimen. Una alta abstención del 60% fue el resultado más notorio de este evento electoral.

 

Junto a los 3 principales procesos de la protesta social en Chile del 2012 –Aysen, Freirina, las tomas de liceos de los estudiantes secundarios-, el fenómeno más novedoso fue el de la innovación y ampliación de los repertorios de lucha.

 

Los métodos de la lucha de clases, muestran una tendencia a la radicalización. Su mayor límite está en que continúa la falta de correspondencia entre las distintas dimensiones de la protesta social: la estructura de oportunidades políticas, los repertorios de lucha, las estructuras de movilización, y los marcos de acción colectiva (ver Informe de conflicto social, mayo 2012).

 

La concentración en este Informe, en los formatos de la protesta social, los repertorios de lucha, pretende poner a la luz la continuidad –bajo otras formas, y en una dimensión- del ciclo de protesta social del 2011, continuidad que puede aparecer velada con el reflujo de la movilización estudiantil, y que puede estar indicando la gestación de nuevos fenómenos de la lucha de clases.

 

La innovación y ampliación de los repertorios de lucha, se han expresado en la proliferación de los bloqueos de rutas, calles, acceso a lugares de trabajo, y junto a ello, tomas de lugares públicos.

 

La innovación en el repertorio de lucha: los bloqueos

 

El 2012 presenció una innovación y ampliación en el repertorio de lucha.

Con base en los medios de prensa nacional, hemos elaborado un registro de 127 acciones de bloqueos y cortes de rutas, calles, accesos a lugares de trabajo, y tomas de edificios públicos. Registro que contabiliza como una acción el proceso de Aysen o Freirina, aunque protagonizaron acciones bajo este formato a lo largo de varias semanas, lo mismo para jornadas nacionales o regionales de movilizaciones que recurrieron a este formato, como en el caso de los pescadores artesanales (ver Anexo). Es decir, la frecuencia de este formato ha sido mayor; aquí, nos ha interesado registrar no cada acción práctica, sino que la irrupción de este fenómeno.

 

El carácter de los métodos de los bloqueos: un formato por fuera de la institucionalidad del régimen político

 

La importancia de este método de la lucha de clases, está en que manifiesta una radicalización de la protesta social.

Este carácter está dado por tratarse de un formato de protesta ilegal.

 

El artículo 495 del Código Penal  dispone que “Serán castigados con multa de una unidad tributaria mensual: (…) el que infringiere las leyes o reglamentos sobre apertura, conservación y reparación de vías públicas”.

A su vez, la Ley de Seguridad Interior del Estado dispone una norma específica, el artículo 6 en su letra d) que sanciona los cortes de caminos: “Los que inciten, promuevan o fomenten o de hecho  y por cualquier medio, destruyan, inutilicen o impidan  el libre acceso a puentes, calles, caminos u otros  bienes de uso público semejantes”. Y en el artículo 7º establece las penas relacionadas: “Los delitos contemplados en las letras c), d) y e)  del mismo artículo serán penados: Con presidio mayor en su grado medio  a presidio perpetuo, si se diere muerte a alguna persona o se le  infirieren lesiones graves, y con presidio mayor en su  grado máximo  a presidio perpetuo, si el hecho se  ejecutare en tiempo de guerra”.

Ninguna de estas sanciones ha sido aplicada.

Sin embargo, las medidas represivas por parte de Carabineros han sido una constante.

Por otro lado, ha estado en la preocupación pública. En su editorial del 10-11-2012, El Mercurio ha señalado: “Se está transformando en una práctica habitual el bloqueo de caminos y calles en fechas y horarios de alta circulación, por parte de grupos que desean llamar la atención de la autoridad y la opinión pública sobre ciertas demandas (…) La percepción de impunidad pese a las detenciones temporales de los involucrados, la indiferencia de la ciudadanía y, no pocas veces, incluso una velada justificación por parte de ciertos sectores de opinión, han ido otorgando a estas acciones una especie de anómala legitimación -además de gran cobertura por los medios-, sin que se condene enérgicamente la alteración del orden público que conllevan y el atropello de derechos básicos de terceros que en realidad significan (…) El Estado de Derecho significa canalizar las demandas de los diversos grupos de interés por las vías institucionales. Cualquier medida de presión por la fuerza debe ser rechazada por toda la ciudadanía sin distingos, pues la indiferencia ante ellas equivale a resignarse a sufrirlas tarde o temprano, a manos de cualquier grupo”.

 

La ilegalidad de este formato de la protesta social, es expresión del problema más profundo que contiene: el despliegue de procesos por fuera de la institucionalidad del régimen político. Recurriendo a la acción directa.

 

Los contendientes

 

Este carácter, a la vez, manifiesta su contenido inmediatamente político. Es por eso que el contendiente es el gobierno, objeto de las demandas expresadas.

 

Que el gobierno aparezca como el contendiente en este formato de la protesta social, le imprime una potencia unificadora.

 

A la vez, expresa una disgregación de las demandas, el espacio en que se despliegan, y las fracciones sociales protagonistas.

 

Las demandas son múltiples, y de carácter local, al igual que los espacios en que se desarrollaron. Exceptuando el caso de los pescadores artesanales, que inscribieron este formato en jornadas nacionales y regionales de protesta, y ante un ataque generalizado al sector por parte del gobierno con la ley de pesca, conocida como “ley Longueira”.

 

Las fracciones sociales protagonistas, también han sido múltiples.

 

Es de notar la mayor frecuencia de la fracción social de los trabajadores. Aquí, incluímos a los pescadores artesanales, aunque estrictamente, constituyen una fracción social de transición y abigarrada (en tanto trabajadores que se explotan a sí mismos, en su mayoría).

 

El peso de los trabajadores en este formato de la protesta social es de interés. Es probable indique que la lucha sindical, restringida en Chile con la falta de derecho efectivo a huelga, las prácticas anti- sindicales, las limitaciones a la negociación colectica, la debilidad de los sindicatos, sea empujada a acciones por fuera de la legalidad vigente. A la vez, que muestre que el actor social prácticamente ausente como tal del ciclo del 2011, así como de los procesos del 2012, tienda a emerger el 2013.

 

Para el total de casos registrado, las fracciones sociales se distribuyen del siguiente modo:

 

 

 

 

 

 

Fracción social

 

Frecuencia

Trabajadores 56
Vecinos 40
Pobladores 10
Estudiantes 7
Fuerza social 2
Agricultores 5
Mapuche 1
Usuarios 2
Camioneros 1
Militares en retiro 3

Total

  127

 

 

Conclusiones

 

Lo que se puede observar es un despliegue innovador y ampliado de los repertorios de lucha, bajo el formato de los bloqueos de rutas, caminos, accesos a los lugares de trabajo, y tomas de lugares públicos.

 

Un carácter de acciones de la lucha de clases por fuera de la institucionalidad del régimen político, que indica la radicalización de este formato de la protesta social. Al recurrir a la acción directa.

 

Una potencia unificadora al tener como contendor al gobierno.

 

Como límites, una dispersión de las demandas, los espacios, y las fracciones sociales movilizadas; y una falta de correspondencia entre las distintas dimensiones de la protesta social. Como indicamos, al obervar las fracciones sociales movilizadas bajo este formato de la protesta social, puede afirmarse la probabilidad del ingreso a los procesos de protesta social iniciados el 2011, de los trabajadores.

 

Aunque, sin embargo y a pesar de estas limitaciones, que no son secundarias, la radicalización de este formato de la protesta social, afirma las tendencias a la agudización de la lucha de clases en Chile.

 

En el anexo que sigue, se reproduce el registro que construimos.

 

 

12-2-2013

 

Anexo

 

Los bloqueos en Chile del 2012

 

Notas:

De los procesos de Aysen y Freirina, sólo hemos registrado aquí el día de inicio de los cortes de ruta, calles o caminos, por tratarse de un ciclo local de lucha que se ha extendido por varias semanas, con acciones de corte continuas; y tratarlos en otros Informes del Conflicto Social.

Los procesos de tomas de liceos en el mes de agosto por los estudiantes secundarios, también será parte de otro Informe del Conflicto Social.

De las jornadas nacionales o regionales de movilizaciones, como de los pescadores artesanales, hemos agrupado las acciones de protesta en diferentes localidades que suceden un mismo día, o en días continuos, en un solo registro.

De las huelgas de trabajadores con bloqueos a accesos de trabajo y cortes de rutas, al revés, las hemos por día aunque se trate de un mismo proceso de huelga y negociación colectiva por la naturaleza misma del proceso.

 

 

Fecha

Formato

Demanda

Fracción social

Localización

1- 11-1-2012 Bloqueo de Avenida Cuestiona los cambios en la Ficha de Protección Social (FPS) Federación Nacional de Pobladores Alameda, Santiago
2- 7-2-2012 Toma de Puente Presidente Ibañez, acceso a la ciudad de Aysen Contra la ley de Pesca, hasta Petitorio regional Pescadores artesanales, vecinos, trabajadores Región de Aysen
3- 24-2-2012 Toma de ruta Piden salida de ministro Longueira, por ley de pesca 200 pescadores artesanales de Punta Arenas Ruta 9 Norte de la Región de Magallanes
4- 28-2-2012 Barricadas Por infructuosas negociaciones con el subsecretario de Pesca Pablo Galilea, por ley de pesca pescadores artesanales de la Caleta Lo Rojas Coronel
5- 29-2-2012 Barricadas en ingreso al puerto Presión frente a las conversaciones que mantienen con el Gobierno por las cuotas de pesca de sardina y anchoveta pescadores artesanales del puerto de San Vicente San Vicente
6- 16-3-2012 Ocupación rutas Por el “abandono” que acusan de parte de las autoridades regionales: el mal estado de la ruta; la basura que deben recibir los habitantes de la zona. Vecinos Ruta que une Valdivia con Corral, en la Región de Los Ríos
7- 19-3-2012 Corte de ruta Contra le ley de pesca Pescadores artesanales Carretera Austral
8- 20-3-2012 Corte de calle Demanda condonación de deudas Vecinos Hualpén
9- 27-3-2012 Bloqueo avenida Apoderados y estudiantes de esa comuna bloquearon la calle como señal de protesta por la inseguridad vial Vecinos Av. Pajaritos, Santiago
10- 28-3-2012 Bloqueo ruta Argumentando que no pudieron ingresar al recinto para cumplir con su jornada laboral. Existen reiteradas denuncias por el no pago de imposiciones y sueldos en los últimos meses.  Esta medida la asocian con el cierre de la planta de remanofactura. Trabajadores forestales Ruta entre Los Ángeles y Nacimiento
11- 9-4-2012 Bloqueo de ruta Por instalación terreno deshecho de basuras Pobladores de Pelequén Ruta 5 sur hacia Santiago
12- 16-4-2012 Bloqueo de ruta, instalando tractores y barricadas Protestar por el bajo precio del trigo. Agricultores Ruta 5 sur, a la altura de Villa Alegre, en la Región del Maule
13- 18-4-2012 Bloqueo ruta, deteniendo el tránsito y no permitiendo el ingreso a la ciudad Descontento por el tema aguas de Colbún Vecinos Parque la Victoria en la comuna de Concón
14- 19-4-2012 Bloqueo ruta Contra la ley de pesca Pescadores artesanales Ruta entre Coyhaique con Puerto Chacabuco
15- 19-4-2012 Bloqueo de ruta / enfrentamientos con Carabineros Contra la ley de pesca Pescadores artesanales Ruta que conecta Constitución con San Javier
16- 21-4-2012 Bloqueo de ruta Por malos olores planta de Agrosuper en Freirina Vecinos Ruta que une Vallenar con Huasco
17- 23-4-2012 Bloqueo de  Ruta Reclaman que en la anterior sesión de los Consejeros Regionales no se haya tratado el tema de una planta elevadora de aguas servidas que se iba a instalar en este sector Vecinos Ruta 5, a la altura del sector de Pellines, al sur de la comuna de Frutillar
18- 24-4-2012 Corte de Avenida, con barricadas Por problema de vivienda Federación Nacional de Pobladores Cruce de Vespucio con Los Orientales y ocupación de las intersecciones con avenida La Florida y Santa Rosa
19- 3-5-2012 Corte de ruta Contra del Proyecto Hidroeléctrico AltoMaipo por la empresa transnacional Aes-Gener Vecinos Camino que une la ruta G-25 con la localidad de Maitenes, Cajón del Maipo
20- 4-5-2012 Bloqueo accesos a lugar de trabajo Por el pliego de peticiones que nunca fue respondido. Trabajadores mineros FMC Bloqueo accesos a Mina Escondida
21- 4-5-2012 Barricadas, ubicadas en distintos puntos de Calama Contra el Fondenor Vecinos Ciudad de Calama
22- 6-5-2012 Barricadas, ubicadas en distintos puntos de Calama Contra el Fondenor Vecinos Ciudad de Calama
23- 9-5-2012 Barricadas, ubicadas en distintos puntos de Calama Contra el Fondenor Vecinos Ciudad de Calama
24- 17-5-2012 Bloqueos accesos a lugares de trabajo Demandan que se respeten los acuerdos alcanzados el año 2008 y piden mejoras salariales Trabajadores CTC Bloqueo accesos a las Mineras Hales, Radomiro Tomic, Gaby, El Abra, Andina
25- 17-5-2012 Toma de institución relacionada con los partidos de Gobierno Para solucionar sus problemas habitacionales Pobladores, Organización de la Asamblea Popular Oficinas del Instituto Libertad en calle Galvarino Gallardo 1509 (Providencia).
26- 17-5-2012 Acampe en las afueras de Ministerio Exigiendo que se les cedan dos inmuebeles fiscales en desuso como viviendas sociales Pobladores, movimiento Pobladores en Lucha Ministerio de Bienes Nacionales, Santiago
27- 18-5-2012 Corte de ruta con barricada Exigen que Endesa no utilice el agua del embalse Laguna del Maule Agricultores Ruta 5 sur,  Km. 269,  sector Bobadilla, sur de Talca
28- 18-5-2012 Barricadas, ubicadas en distintos puntos de Calama Contra el Fondenor Vecinos Ciudad de Calama
29- 22-5-2012 Toma de edificio público Por favorecer a Endesa en uso de aguas Agricultores Corte de Apelaciones de Talca
30- 23-5-2012 Corte de ruta con barricada Exigen que Endesa no utilice el agua del embalse Laguna del Maule Agricultores Ruta 5 sur,  Km. 269,  sector Bobadilla, sur de Talca
31- 23-5-2012 Manifestación en ruta Por la inseguridad que presenta un camino rural interior Vecinos Sector de Santa Isabel en la comuna de Catemu, provincia de San Felipe
32- 28-5-2012 Toma edificio público En rechazo anuncios en materia educacional del Gobierno Estudiantes, mayoritariamente Universidad de Concepción Secretaría Regional Ministerial de Educación en el centro de la capital del Bío-Bío
33- 28-5-2012 Toma edificio público En rechazo anuncios en materia educacional del Gobierno Estudiantes, mayoritariamente secundarios ACES Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Educación Metropolitana, en el centro de Santiago
34- 30-5-2012 Corte de camino Por pavimentación inconclusa de sus calles Vecinos camino a Lo Echevers en Lampa.
35- 31-5-2012 Toma edificio público Por negociación colectiva y contra el abuso y falta de respeto hacia los trabajadores Trabajadores transporte de pasajeros Inspección Comunal del Trabajo en Talcahuano
36- 4-6-2012 Bloqueo acceso a villa Por cobros excesivos en la cuenta de luz Vecinos villa El Volcán en la comuna de Puente Alto
37- 3-6-2012 Bloqueo ruta y accesos a lugar de trabajo Incumplimiento de contrato Trabajadores construcción represa Central Angostura, comunas de Santa Bárbara y Quilaco, provincia de Biobío
38- 4-6-2012 Corte de calle Por baja frecuencia de buses en Los Dominicos. Trabajadoras, asesoras del hogar Corte en Los Dominicos, Santiago
39- 5-6-2012 Corte calle acceso central termoeléctrica Por daños medioambientales. Vecinos Bocaminas II, Caleta Lo Rojas, en Coronel
40- 6-6-2012 Barricada en avenida Por condiciones de vida: hacinamiento e inseguridad Vecinos en la avenida Santa Rosa con Sargento Menadier, Santiago
41- 7-6-2012 Barricada en avenida Contra instalación planta de tratamiento de aguas servidas Vecinos avenida España con la vía férrea, Batuco, RM
42- 11-6-2012 Bloqueo acceso lugar de trabajo Durante huelga legal indefinida, por incremento real sueldos, en proceso de negociación colectiva. Trabajadores salmoneros Cultivos Marinos de Ancud
43- 11-6-2012 Corte de ruta Por su malestar por el lento avance que ha tenido la Provincia de Arauco. Vecinos, Movimiento social de Arauco Ruta 160, Planta Horcones, Arauco
44- 12-6-2012 Corte de avenida Para exigir mejoras habitacionales. Los manifestantes pidieron modificaciones de la ficha de protección social para tener más posibilidades de acceder subsidios de viviendas Pobladores Estación Central, santiago
45- 13-6-2012 Corte calle acceso central termoeléctrica Por daños medioambientales. Vecinos Bocaminas II, Caleta Lo Rojas, en Coronel
46- 13-6-2012 Corte de ruta Por proyecto de electrificación inconcluso Vecinos Cañete
47- 15-6-2012 Toma de puente Contra la ley de pesca Pescadores artesanales Puente Peule en La Araucanía
48- 18-6-2012 Corte de ruta y bloqueo accesos lugar de trabajo Trabajadores subcontratistas Ruta a Chuquicamata e impiden acceso a minas de Codelco
49- 18-6-2012 Corte calle acceso central termoeléctrica Por daños medioambientales. Vecinos Bocaminas II, Caleta Lo Rojas, en Coronel
50- 19-6-2012 Corte calle acceso central termoeléctrica Por daños medioambientales. Vecinos Bocaminas II, Caleta Lo Rojas, en Coronel
51- 21-6-2012 Corte de caminos Por los malos olores que generaría una planta de aguas servidas. Vecinos localidad de Lastarria en la comuna de Gorbea
52- 26-6-2012 Corte de ruta Por instalación de una cárcel Vecinos Ruta 5 Sur sector Santa Clara
53- 25 y 26-6-2012 Corte de ruta Vecinos Ruta internacional que conduce a Argentina a través del paso fronterizo de Pino Hachado
54- 29-6-2012 Corte de camino Por el mal estado de las rutas hacia localidad, y el estado de abandono que tiene la posta y la escuela del sector Vecinos caminos de acceso a Lloncao en Cañete
55- 2-7-2012 Corte de ruta Por una planta de residuos químicos que se construirá en la zona Vecinos Ruta 5 Sur en el kilómetro 104, a la altura de Rosario, en la comuna de Requinoa
56- 3 y 4-7-2012 Cortes de rutas y calles Por la ley de pesca Pescadores artesanales Región de Atacama, Región de Antofagasta, Región del Bio Bio
57- 5-7-2012 Corte de avenida En proceso de huelga legal Trabajadores de servicios call center Konecta Av. Vicuña Mackenna, altura Rodrigo de Araya, Santiago
58- 6-7-2012 Corte de avenida En proceso de huelga legal Trabajadores de servicios call center Konecta Av. Vicuña Mackenna con Providencia, Plaza Italia, Santiago
59- 9-7-2012 Bloqueo acceso lugar de trabajo con embarcaciones artesanales, por el mar, impidiendo el paso de grandes embarcaciones Por ley de pesca Pescadores artesanales puerto de Coronel, en la región del Biobío
60- 9-7-2012 Corte vías del Metro En proceso de huelga legal Trabajadores de servicios call center Konecta Línea 5 del Metro, a la altura de la estación Rodrigo de Araya
61- 10-7-2012 Bloqueo acceso lugar de trabajo con embarcaciones artesanales, por el mar, impidiendo el paso de grandes embarcaciones Por ley de pesca Pescadores artesanales Esta vez son 4 los puertos bloqueados en la Región del Bío Bío: Talcahuano, San Vicente, Lirquén y Coronel, y el puerto de Quellón en Chiloé
62- 10-7-2012 Bloqueo paso del Metro, corte de avenida España Por ley de pesca Pescadores artesanales Valparaíso
63- 10-7-2012 Cortes de rutas y caminos Por ley de pesca Pescadores artesanales Carretera Austral, Ruta 5, provincia de Llanquihue – Ruta U40, Osorno, Canal del Chacao, Valdivia,
64- 11-7-2012 Corte de avenida Problemas de vivienda Movimiento de Pobladores Ukamau Av. Alameda, altura General Velásquez, Santiago
65- 11 y 12-7-2012 Cortes de rutas y caminos Por ley de pesca Pescadores artesanales Constitución, Arauco
66- 12-7-2012 Toma lugares públicos Por ley de pesca Pescadores artesanales Gobernación Provincial de Arauco, en la Región del Biobío.
67- 13-7-2012 Corte de ruta Por el alto tráfico existente en el lugar Vecinos sector Tucapel Alto de Cañete
68- 17-7-2012 Toma lugar de trabajo Trabajadores mineros Gerencia General de Codelco Chuquicamata, Calama
69- 17-7-2012 Corte de ruta Por deterioro ambiental Vecinos, Agrupación Ciudadana Ambiental de Salamanca Valle Alto del Choapa, Minera Los Pelambres
70- 18-7-2012 Cortes de rutas y caminos Por ley de pesca Pescadores artesanales Provincia de Arauco
71- 19 y 20-7-2012 Toma lugar de trabajo Trabajadores mineros Gerencia General de Codelco Chuquicamata, Calama
72- 19-7-2012 Toma lugares públicos Por la inminente construcción de centrales de paso en la precordillera de esta ciudad Vecinos Plaza de Armas y Gobernación  de Linares
73- 26-7-2012 Toma instituciones Por el trato que están recibiendo los niños de La Araucanía por parte de la policía uniformada Mapuche Sede Unicef Santiago
74- 27-7-2012 Corte de ruta con barricadas Por incumplimientos de acuerdos laborales Trabajadores de la construcción de la empresa Skanska Ruta 1, que une Antofagasta con el aeropuerto Cerro Moreno
75- 2, 3 y 4-8-2012 Bloqueo acceso lugar de trabajo y corte de ruta, durante huelga legal Proceso de negociación colectiva por mejoras salariales y condiciones de trabajo Trabajadores  remanufactura forestal, empresa Temsa Ruta 5 Sur, Región de Los Lagos
76- 3-8-2012 Toma del puerto de Schwager Tratos abusivos, persecución antisindical Trabajadores Portuarios Eventuales Schwager, Coronel
77- 4-8-2012 Toma lugar público Por malas condiciones de trabajo Trabajadores mineros Pascua Lama Iglesia de Vallenar
78- 6-8-2012 Toma lugar público Por no recibir respuesta a petitorio sobre  incentivo al retiro de 6.000 trabajadores que no pueden jubilar Funcionarios públicos ANEF Ministerio de Hacienda, Santiago
79- 13-8-2012 Toma lugar público Exigiendo reconstrucción viviendas Vecinos Serviu Tocopilla
80- 13-8-2012 Corte de ruta, acceso a puente Chacabuco Por el plan del Gobierno de erradicarlos del lugar para la construcción de un puente Vecinos sector Aurora de Chile en Concepción
81- 13-8-2012 Corte avenida Por largas esperas para encontrar locomoción a sus destinos Usuarios avenida Vitacura, al oriente de Santiago
82- 14-8-2012 Toma lugar de trabajo Trabajadores mineros Edificio Corporativo de Codelco Chuquicamata, Calama
83- 14-8-2012 Bloqueo acceso lugar de trabajo y corte de ruta, durante huelga legal Proceso de negociación colectiva por mejoras salariales y condiciones de trabajo Trabajadores  remanufactura forestal, empresa Temsa Ruta 5 Sur, Región de Los Lagos
84- 17-8-2012 Bloque vía del tren Vecinos Tren que une Calama con Antofagasta
85- 17-8-2012 Toma lugar público Trabajadores recolectores de basura Vertedero Municipal de Antofagasta
86- 20-8-2012 Bloqueo acceso lugar de trabajo y corte de ruta, durante huelga legal Proceso de negociación colectiva por mejoras salariales y condiciones de trabajo Trabajadores  remanufactura forestal, empresa Temsa Ruta 5 Sur, Región de Los Lagos
87- 31-8-2012 Bloqueo ruta acceso al trabajo Por malas condiciones laborales Trabajadores mineros empresa Araucanía Ruta que une Calama con Chuquicamata
88- 4-9-2012 Corte Avenida Trabajadores Programa de Generación de Empleo (PGE) Avenida Francia de Valparaíso
89- 4-9-2012 Toma de ruta Por falta de empleo Trabajadoras cesantes Ruta 5 Sur, Curanilahue
90- 5-9-2012 Bloqueo ruta acceso al trabajo Por malas condiciones laborales Trabajadores mineros empresa Araucanía Ruta que une Calama con Chuquicamata
91- 7-9-2012 Bloqueo lugar de trabajo Por violación de derechos laborales colectivos, vulneración de jornada de trabajo, prácticas antisindicales Sindicato de Trabajadores de la Universidad Austral de Chile (UACh) campus de Isla Teja, Valdivia
92- 10-9-2012 Bloque avenida con 47 camiones, que recorrieron las calles céntricas en contra del sentido del tránsito Contra la construcción de un mall en el sector de muelle Barón Vecinos y trabajadores Valparaíso
93- 11-9-2012 Bloqueo lugar de trabajo Por violación de derechos laborales colectivos, vulneración de jornada de trabajo, prácticas antisindicales Sindicato de Trabajadores de la Universidad Austral de Chile (UACh) campus de Isla Teja y Miraflores, Valdivia
94- 25-9-2012 Cortes de ruta y avenidas Demandan una indemnización del Estado por los años en que sirvieron para el Ejército durante la dictadura y los daños psicológicos que sufrieron. Militares en retiro que forman parte de las generaciones que sirvieron durante el periodo de 1973 y 1990, agrupación “Reunificación Soldados 1973-1990” En Santiago y Regiones
95- 26-9-2012 Corte de ruta, bloqueo acceso lugar de trabajo Trabajadores de la compañía CSI que le presta servicios a BHP Billiton Antofagasta
96- 27-9-2012 Corte de ruta Por contaminación del agua Pobladores rutas de acceso a tranque El Mauro, localidad de Caimanes
97- 9-10-2012 Corte de ruta Por retraso re-construcción 27/F Pobladores Ruta 160, que une Concepción con la Provincia de Arauco
98- 10-10-2012 Cortes de ruta y avenidas Demandan una indemnización del Estado por los años en que sirvieron para el Ejército durante la dictadura y los daños psicológicos que sufrieron. Militares en retiro que forman parte de las generaciones que sirvieron durante el periodo de 1973 y 1990, agrupación “Reunificación Soldados 1973-1990” Copiapó, San Antonio, Vallenar,  y en Curicó
99- 11-10-2012 Corte de ruta Contra de la mala locomoción colectiva que llega al lugar. Los protestantes denuncian que la línea de colectivos que va al lugar no ingresa a la población y los deja en la carretera Vecinos Ruta que une la capital de la región de Los Lagos con el aeropuerto El Tepual, Puerto Montt
100- 16-10-2012 Toma de puente Curaco Contra el arribo del Presidente Sebastián Piñera a la zona Vecinos Puente de Curaco, en Ercilla
101- 17-10-2012 Cortes de ruta y avenidas Demandan una indemnización del Estado por los años en que sirvieron para el Ejército durante la dictadura y los daños psicológicos que sufrieron. Militares en retiro que forman parte de las generaciones que sirvieron durante el periodo de 1973 y 1990, agrupación “Reunificación Soldados 1973-1990” Temuco
102- 4-11-2012 Corte de calles y rutas Por quiebra Universidad Estudiantes Universidad del Mar Ruta 68, a la altura de Placilla, Valparaíso y Ruta 68, a la altura de Placilla
103- 6 y 7-11-2012 Cortes de ruta Por la ley de pesca Pescadores artesanales Ruta 160, Coronel
104- 12-11-2012 Corte de avenidas Por demoras en la locomoción colectiva Usuarios Av. Apoquindo con Manquehue, Las Condes, Santiago
105- 12-11-2012 Toma de lugar público Por atraso en pago de remuneraciones Trabajadores, Movimiento Ciudadano de San Fernando Corporación Municipal de Educación Menores y Salud, de San Fernando
106- 13-11-2012 Barricadas Por constantes accidentes vehiculares en el sector Vecinos San Pedro de la Paz
107- 13-11-2012 Toma lugar público Por ley de pesca Pescadores artesanales Seremi de Economía en Punta Arenas
108- 19-11-2012 Corte de avenida En la huelga legal por aumento de remuneraciones y mejora condiciones de trabajo Trabajadores de la red de Salud de la Universidad Católica Alameda con Portugal, Santiago
109- 19-11-2012 Toma lugar público Piden concretar un proyecto habitacional en la comuna Pobladores, Comité de Viviendas Sandino Dependencias U- de Chile en Erasmo Escala con General Bulnes,  Santiago
110- 20-11-2012 Corte de avenida En la huelga legal por aumento de remuneraciones y mejora condiciones de trabajo Trabajadores de la red de Salud de la Universidad Católica Alameda con Portugal, Santiago
111- 19 al 22-11-2012 Cortes de ruta Por la ley de pesca Pescadores artesanales Ruta que une Cañete con Tirúa, Provincia de Arauco
112- 22-11-2012 Corte de ruta Camioneros Sector de Tres Puentes y en la Primera Angostura, en la Ruta 9, Punta Arenas
113- 26-11-2012 Corte de ruta y bloqueo acceso lugar de trabajo Por mejoras salariales y condiciones de trabajo Trabajadores mineros subcontratistas de la empresa Lumina Copper. Proyecto Cuprífero Caserones, Copiapó
114- 28-11-2012 Toma calle Por cierre Colegio Deportivo de Valdivia Estudiantes y apoderados Calle Pedro Montt, Valdivia
115- 4-12-2012 Toma de calles Por aprobación de la planta termoeléctrica de Punta Alcalde Vecinos Huasco
116- 4-12-2012 Toma de lugar público Por despidos injustificados Trabajadores públicos Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Santiago
117- 11-12-2012 Corte de ruta, toma del campamento, y bloqueo acceso lugar de trabajo Por mejoras salariales y condiciones de trabajo Trabajadores mineros subcontratistas de la empresa Lumina Copper. Proyecto Cuprífero Caserones, Copiapó
118- 11-12-2012 Corte de ruta Por cierre de planta Agrosuper Trabajadores alimenticios de Agrosuper Freirina
119- 11-12-2012 Corte de ruta Por tener “una mala salud en la comuna” Vecinos Ruta de acceso que une Temuco con Nueva Imperial.
120-   Corte de ruta Ante la situación del maíz, pidiendo arancel antidumping contra el grano argentino y exigiendo al Banco Central defender el peso chileno Agricultores Ruta 5 Sur,  Región del Maule
121- 13-12-2012 Corte de ruta Por fin subsidios para programas de empleo Trabajadores pro empleo del Bío Bío Ruta 160, Región del Bio Bio
122- 18-12-2012 Corte de ruta Exigiendo una mayor asignación de cuotas para capturar sardinas Pescadores artesanales Calbuco
123- 18-12-2012 Barricadas Por corte de energía eléctrica Vecinos Viña del Mar
124- 19-12-2012 Toma lugares públicos Contra Ministro de Educación Estudiantes Consejo Nacional de Educación, Santiago
125- 22-12-2012 Corte de ruta Contra la presencia de una planta faenadora de cerdos Vecinos Ruta 5 Norte, Montenegro, RM
126- 26-12-2012 Corte de ruta Contra la presencia de una planta faenadora de cerdos Vecinos Ruta 5 Norte, Montenegro, RM
127- 26-12-2012 Toma de liceos Por decisión de cerrarlos Estudiantes Areas Verdes y Cataluña, República Dominicana, Villas Unidas, en La Florida, RM

 

 

Huelgas y paros en el Chile del 2012: relación de fuerzas desfavorable, tendencias a la ilegalidad y predominancia de sectores estratégicos y claves.

Huelgas y paros en el Chile del 2012: relación de fuerzas desfavorable, tendencias a la ilegalidad y predominancia de sectores estratégicos y clave[1]

Santiago Aguiar y Dolores Mujica

Artículo publicado en la revista La Batalla nº 3, mayo 2013

9-3-2013

 

Nos proponemos aquí, estudiar la lucha obrera, y específicamente una de sus manifestaciones, la huelga, como método inherente de la clase obrera, y como  mediación en el proceso del paso de clase en sí a clase para sí: la formación de una fuerza social con hegemonía obrera.

El derecho a huelga en Chile es restringido en los hechos. El empresariado cuenta –desde el Código Laboral de la dictadura, y que fue conservado en los gobiernos de la Concertación y la derecha-  con distintos recursos a su favor para restringirla, entre ellos la posibilidad de re-emplazo de los huelguistas.

El sentido de esto, es la defensa de la propiedad privada, debilitando a la clase trabajadora y sus organizaciones.

La restricción al derecho efectivo a huelga, se traduce en un bajo nivel de huelgas y paros. Aún así, procesos huelguísticos se desarrollan en Chile. Para poder comprender su dinámica, nos centraremos en los procesos de paros y huelgas en Chile en el 2012[2].

 

Los grados de las huelgas

 

Las huelgas y los paros son un momento de la lucha de clases que activan la lucha de clases entre empresarios y trabajadores. De conjunto, son de carácter económico y corporativo –excepto en el caso de las huelgas generales o paros nacionales, que adquieren un contenido político.

Sin embargo, este carácter encuentra grados que debemos distinguir.

La lucha de clases no es un proceso único y homogéneo, sino que tiene diferentes fases (no por una sucesión necesaria, sino por cómo se manifiesta en diferentes momentos). Algunas corrientes de la sociología que estudian la protesta social, identifican estas fases en su especificidad: revuelta, motín, huelga. A su vez, anteriormente el dirigente y teórico marxista Lenin había teorizado en el mismo sentido: motines obreros, huelga económica, lucha política, revolución. Lenin –con relación a los procesos de lucha de clases que culminan en la insurrección- ante el comienzo de la revolución de 1905, explicaba el desarrollo del movimiento obrero en Rusia, que había pasado de los motines obreros a la huelga económica, a la lucha política, a la huelga política, a la revolución: “Bajo el curso espontáneo de los acontecimientos, sazona y organiza a nuestra vista la insurrección de todo el pueblo. No ha transcurrido aún tanto tiempo desde que la única manifestación de la lucha del pueblo contra la autocracia eran las revueltas, es decir los disturbios inconcientes y desorganizados, espontáneos y a veces salvajes. Pero el movimiento obrero, que es el movimiento de la clase más avanzada no ha tardado en salirse de esa fase inicial. La propaganda y la agitación consciente de la socialdemocracia han surtido efecto. Las revueltas han dado paso a las huelgas organizadas y a las manifestaciones políticas contra la autocracia. Las feroces represalias militares venían “educando” varios años al proletariado y las plebes de las ciudades, preparándolas para las formas superiores de la lucha revolucionaria. La criminal y vergonzosa guerra en que la autocracia metió al pueblo ha consumido la paciencia de éste. Han empezado las tentativas de resistencia armada de la multitud a las tropas zaristas. Se ha dado comienzo a verdaderos combates del pueblo con las tropas en las calles, a batallas en las barricadas… La lucha se ha propagado convirtiéndose en insurrección”. Y agrega: “Revueltas, manifestaciones, batallas en las calles, destacamentos del ejército de la revolución: tales son las etapas del desarrollo de la insurrección popular” (Lenin, Ejército revolucionario y gobierno revolucionario).

A la vez, esta dinámica, es abierta, no lineal. Choca con la resistencia del contendiente. La criminalización, represión, reacción, contrarrevolución, es la respuesta de la clase dominante.

En el mismo sentido, podemos distinguir grados en los procesos huelguísticos. Aquí, para poder identificarlos, vamos a considerar dos dimensiones: según su posición en la estructura económico- social, y según sus formatos de lucha tendientes a la ilegalidad. Esto último, no de acuerdo a su encuadre dentro del Código de Trabajo (que son huelgas legales las que resultan de un proceso infructuoso de negociación colectiva; y paros, ilegales, los que no) sino  a la ampliación de los métodos de lucha para fortalecer sus demandas: los cortes de rutas, avenidas y calles; los bloqueos al acceso al lugar de trabajo; la toma de edificios públicos, oficinas de las Gerencias o los lugares de trabajo.

 

Los procesos de huelgas en Chile el 2012: una disminución con respecto al 2011

 

Para comprender el proceso de huelgas en Chile el 2012, hemos construido un registro de huelgas, confeccionado a partir de las noticias aparecidas en los medios de comunicación.

Aunque no contiene todo el universo de huelgas y paros, esta decisión nos permite aproximarnos a conocer su carácter y dinámica a partir de los hechos de mayor impacto público, y considerar los paros, no registrados en las estadísticas de la Dirección del Trabajo[3].

 

Las cifras oficiales de huelgas en Chile en el año 2012, elaboradas por la Dirección del Trabajo, difieren sensiblemente de nuestro registro.

Las cifras de 2012 de la Dirección del Trabajo (DT) registran 159 huelgas con un promedio de 11,8 días, involucrando a 29.926 trabajadores.

 

De acuerdo a esta misma serie estadística, representa una caída de 13,1% con relación al año 2011: 183 huelgas, 12,2 días, y un leve aumento de la cantidad de trabajadores involucrados, que en el 2011 estos alcanzaron los 22.698.

 

¿Cómo se explica esta disminución? “Para el ministro (s) del Trabajo, Bruno Baranda, esta tendencia responde en parte al ‘dinamismo que muestra la economía’. En ese sentido, la autoridad identifica a las exigencias en competitividad y productividad, como factores que permiten que las condiciones de trabajo sean mejores hoy que años atrás. ‘En consecuencia, las necesidades de conflicto para mejorar las condiciones de trabajo creemos que han disminuido y por el contrario, han aumentado las relaciones laborales colaborativas y constructivas que permiten que empleadores y trabajadores consensúen condiciones de trabajo satisfactorias para los trabajadores’.”. Por el contrario, otra visión expresa el ex Presidente de la CUT Arturo Martínez: “Cuando mucha gente no va a huelga es porque no tiene sentido, sobre todo cuando te pueden reemplazar o cuando las empresas juntan una cantidad de stock y pueden tener a los trabajadores meses en huelga. Entonces, la gente ha desistido de hacer huelgas no porque no quiera pelear sino porque la huelga es inútil”[4].

 

Sin embargo, el paro y la huelga es una herramienta de los trabajadores indispensable. Su “inutilidad” práctica refiere a un problema de relación de fuerzas con su contendiente, y político.

 

La relación de fuerzas general entre las clases en Chile, explica el bajo número de huelgas.

La estructura política lo refuerza: el Código Laboral elaborado en dictadura, ha sido mantenido por la Concertación.

 

El Plan Laboral en 1979 instaurado en dictadura, que consistía básicamente en cuatro puntos esenciales:

•              Colocar la negociación al nivel de la empresa, en vez de la industria

•              Negociar materias sólo relacionadas con el salario

•              Debilitar el sindicato al quitarle el monopolio de la negociación

•              Debilitar el derecho a huelga, al fijar un tope de tiempo, posibilitar la vuelta al trabajo con sólo un 10% de los trabajadores, etc.

Además, en la empresa donde se realiza el trabajo, sólo pueden negociar, por ley, los trabajadores permanentes. Se divide así a los trabajadores permanentes de los trabajadores externos, debilitando las posibilidades de los procesos de negociación.

De conjunto, se buscaba la mayor subordinación del trabajo al capital.

Además, se refuerza con la represión a los procesos de lucha de clases en general, y a las huelgas y paros en particular.

 

Con el fin de la dictadura, y el inicio de los Gobiernos de la Concertación, esto no ha variado en nada.

En los tres primeros gobiernos de la Concertación, se hicieron algunas reformas al Código de Trabajo, revisemos sus principales puntos.

Gobierno de Aylwin, 1990-1994:

•              Obligación del empleador de justificar los despidos, incluyendo el afamado recurso a la “necesidad de la empresa”

•              Mayores atribuciones a la Inspección del Trabajo

•              Que las huelgas no tuvieran un plazo de término, pero permitió el re-emplazo de trabajadores en huelga

•              Incorporó la negociación pluriempresa, pero de carácter voluntario

Gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, 1994-2000. Recogía demandas de la CUT tales como fijar la negociación colectiva supraempresa; reincorporación de trabajadores, no multas, por despidos por prácticas anti-sindicales; además incluía ampliar los objetos de negociación colectiva, ampliar el fuero, no permitir el re-emplazo de trabajadores. Finalmente, no se llegé a legislar ante la negativa de la derecha.

Gobierno de Lagos, 2000-2006:

•              Incorporó los convenios de la OIT

•              Encareció el costo de los re-emplazantes

•              Estableció el seguro de desempleo

•              Legisló la subcontratación, regulándola

 

De conjunto, se puede observar que, aunque se alcanzaron mejoras parciales, no se modificó lo sustancial del Plan Laboral .

De conjunto, podemos ver una cristalización de la alianza en el poder bajo Pinochet en la cristalización del Plan Laboral, que permanece en lo esencial; así como en la permanencia, también en lo esencial, de la Constitución del ’80. Una de sus llaves maestras, ha sido la institucionalidad del sistema binominal, que dificulta todo cambio significativo en la relación de fuerzas entre capital y trabajo cristalizadas en estos dos pilares institucionales: Plan Laboral y Constitución del ‘80/sistema binominal.

Como decíamos, se acompaña de represión. La presencia de Carabineros y Fuerzas Especiales de Carabineros es una constante en los paros y huelgas en Chile. En el lugar de trabajo mismo, se acompaña de las llamadas “prácticas anti-sindicales” por parte de los empresarios.

 

 

La huelga: ¿cómo se produce en las huelgas en Chile el 2012, el paso de su carácter económico- corporativo a su carácter político?

 

Entendemos la huelga como una relación social de enfrentamiento entre demandas contrapuestas[5], que nace en la estructura económica, y en su desarrollo puede –no necesariamente- devenir antagónico. Se origina ante una situación de disconformidad que genera acciones que encuentran resistencia de la contraparte, lo que permite su despliegue, momento en el que se produce el enfrentamiento. La lucha tiene en su dinámica inherente la escalada del enfrentamiento, y se desarrolla recurriendo a un repertorio de formas de lucha de la clase trabajadora: petitorio, declaraciones, huelga, movilizaciones, tomas, nuevas formas de organización, enfrentamiento físico.

Su especificidad, y de aquí su centralidad, reside en que cuestiona con su sola puesta en marcha –objetivamente- la relación social central del capitalismo: la explotación basada en la propiedad privada.

 

De demandas contrapuestas a choque antagónico de intereses de clase; de lo económico corporativo, a lo político. Podríamos decir, de formas elementales a formas complejas de la lucha de clases. En este tránsito, se da el proceso del paso de clase en sí a clase para sí: la formación de una fuerza social con hegemonía obrera.

 

En el año 2012, de conjunto, los procesos de huelga se caracterizaron, de acuerdo a sus demandas, por ser corporativas: la relación particular empresario- trabajador; fragmentadas, dispersas; mayormente defensivas.

Sin embargo, el ciclo de lucha de clases abierto en el año 2011 por el movimiento estudiantil, que significó una eclosión de la deslegitimidad del régimen político y el patrón de acumulación inaugurado en dictadura, imprime a los procesos de huelga, una nueva dinámica.

Esta nueva dinámica se abre paso de modo desigual. Mantiene su carácter más elemental por sus demandas. En su definición, juegan un papel central los esfuerzos estratégicos, las políticas de las diferentes organizaciones sindicales y políticas de la clase trabajadora. Por sus formatos de lucha, y por las posiciones económico- sociales que se incorporan a la lucha de clases –como trataremos de mostrar- tienden a formas más complejas.

Esto, insistimos, es acompañado por la represión. Que incluso puede alcanzar niveles definitivos. En la huelga de los trabajadores forestales del año 2007, un trabajador subcontratista, Rodrigo Cisternas, cayó muerto por el disparo de un Carabinero.

Este fenómeno, se da ante la legislación que desalienta el recurso de la huelga[6], ante un régimen laboral con una amplia externalización de tareas, lo que fragmenta y debilita al movimiento sindical y de los trabajadores. Es por eso que la cantidad de huelgas y paros en Chile es bajo.

Sin embargo, todo esto rige desde el período de la dictadura. Lo nuevo, es justamente la estructura de oportunidades políticas: un régimen político en crisis de legitimidad, y una tendencia a una mayor actividad de la lucha de clases. Con estas nuevas tendencias, los procesos de huelgas van desarrollando –en forma desigual- nuevas dinámicas.

 

 

Huelgas en Chile en el 2012: tendencias a “huelgas salvajes”

 

Las restricciones a la huelga en Chile, no sólo muestran los límites de esta herramienta para los trabajadores. También tienden a desarrollar formas más radicalizadas de huelgas y paros. Tendencias a lo que se conoce como “huelgas salvajes”, aquellas que traspasan la legalidad, que tienden a sobrepasar a las dirigencias que quieren controlarlas.

Podemos ver indicios de estas tendencias en las huelgas en Chile en el 2012.

 

El registro que hemos construido, se reproduce en un anexo al final de este artículo.

Bástenos ahora consignar un universo de 148 huelgas y paros que sintetizamos a continuación.

 

Cuadro 1. Las huelgas y paros en Chile 2012

 

   

Frecuencia

%

 

 

 

 

 

Sector

Industrial

13

8,8

Minero

29

19,6

Portuario

11

7,4

Servicios

21

14

Comercio

8

5,4

Sector Público

42

28,4

Transporte

7

4,7

Pesca

1

0,7

Construcción

10

6,7

Agricultura

1

0,7

Diversos sectores

5

3,4

 

 

Formato

 

Huelga legal o paro

73

49,5

Movilización

26

15,6

Corte de ruta, bloqueo acceso de trabajo, o toma lugar de trabajo o edificios públicos

49

33,1

 

 

 

Tipo de demanda

 

Aumento salarial

73

49,3

Paro en Solidaridad

1

0,7

Mejoras condiciones de trabajo

9

6

Otras

65

43,9

Total  

148

100

 

Notas:

* Cuando los paros o huelgas legales son corte de rutas o avenidas, se registran en esta última dimensión.

* Los paros pueden ser con movilización a las oficinas de las empresas. Sólo se registran en la dimensión “movilización” aquellas que no son con paro o huelga legal.

* El sector público incluye sectores industriales (Asmar, ENAER), así como el Municipal, los Profesores, la Junji, Correos de Chile, TVN, y la Salud.

* Las movilizaciones de los pescadores artesanales contra la Ley de Pesca, extendidas todo el año y concentradas en julio, noviembre y diciembre, las hemos agrupado en un solo registro.

 

Como podemos observar, el sector que más paros y huelgas protagoniza, es el Sector Público.

Sin embargo, si agrupamos los sectores estratégicos y clave, estos representan una proporción menor pero significativa.

 

Lo mismo sucede con los formatos de la huelga: mayormente son huelgas y paros.

Sin embargo, una proporción menor pero significativa, corresponde a hechos de carácter ilegal, de acuerdo a cómo lo definimos más arriba en este artículo.

 

Podemos sintetizarlo en el siguiente cuadro:

 

 

Frecuencia

Porcentaje

Sectores estratégicos o clave

53

35,8

Tendencias a la ilegalidad

49

33,1

 

 

Podemos ver entonces que se abre paso una nueva dinámica de modo desigual. Mantiene su carácter más elemental por sus demandas. En su definición, juegan un papel central los esfuerzos estratégicos, las políticas de las diferentes organizaciones sindicales y políticas de la clase trabajadora.

Sin embargo por sus formatos de lucha, y por las posiciones económico- sociales que se incorporan a la lucha de clases tienden a formas más complejas.

 

De converger el carácter de sus demandas, las orientaciones sindicales y políticas, y los formatos de la lucha, el tránsito de la clase en si, a la clase para sí, atrayendo a otras fracciones de clases y capas sociales detrás de su lucha, volverá a poner al centro de la escena política la clase trabajadora.

 

Abriéndose así la dinámica de la lucha de clases teorizada por Lenin.

 

 

Conclusiones

 

Desde el punto de vista del paso de la clase en sí a la clase para sí, el tránsito a la conformación de una fuerza social con hegemonía obrera, las huelgas del 2012 no recorrieron este camino. A diferencia, por ejemplo, de la huelga larga del salmón del año 2007- 2008[7].

 

Sin embargo, como hemos visto, por sus formatos de lucha, y por las posiciones económico- sociales que se incorporan a la lucha de clases tienden a formas más complejas.

 

 

Anexo

 

Universo de las huelgas en Chile 2012

(Extracto)

 

 

Fecha

Sector

Demanda

Formato

Sindicatos

Fracción Obrera

Ubicación

1

xxx-1-2012

Sector Público

Demandan mejoras salariales

Huelga legal

 

140 trabajadores del consorcio Comsa-Edeco, a cargo de las obras de la Poza de Talcahuano

Talcahuano

2

2-1-2012

Portuarios

Protesta por no escuchar petitorio (que en caso de haber despidos se cancelen las indemnizaciones bonificadas y que además se otorguen pensiones administrativas a un universo de 180 trabajadores mayores de 50 años y, por otro lado, capacitaciones a los más jóvenes) ante licitación a la empresa privada Agunza, del grupo Aurenda

Paro

 

Trabajadores portuarios

Talcahuano

3 19-12-2011

al

19-1-2012

Industria Demandan mejoras salariales y mejora condiciones de trabajo Huelga legal, con movilizaciones   Trabajadores subcontratistas de TMS para Watt’s Viña del Mar
4 24-1-2012

al

27-1-2012

Servicios Demandan aumento salarial y traspaso del 100% de los salarios variables “sin discriminación” y otros bonos, no discriminación salarial entre categorías Huelga legal, con movilizaciones: trabajadores se colgaron del reloj de Estación Central, y bloquearon la Alameda Con apoyo del SINTRAC Trabajadores Call Center  español Unisono Santiago
5 25-1-2012 Minería Demandan que la empresa no se encuentra cancelando los bonos de colación, las medidas de seguridad en las faenas cada vez se están haciendo mas precarias, lo que pone en riesgo la vida de los trabajadores, entre otras. Paro Sindicatos de Trabajadores de Mina Cerro Colorado y el sindicato de trabajadores de minera Spence.

Con apoyo Federación Minera de Chile- FMC

Trabajadores mineros de la Mina Cerro Colorado, de BHP Billiton Iquique
6 30-1-2012 Servicios Exigen un reajuste salarial del 7% y otros beneficios Huelga legal, con movilización.

El día 4, cuatro teleoperadores treparon hasta el reloj de la Estación Central.

El día 7, cuatro teleoperadores se colgaron de la estructura del paso nivel de la avenida Apoquindo con Américo Vespucio, y se manifestaron en el frontis de la Dirección del Trabajo

Sindicato Empresa N°1 Unísono 340 Trabajadores de Call Centers de la empresa Unisono Santiago
7 30-1-2012 Portuarios En demanda por la devolución de impuestos descontados de sueldos de trabajadores eventuales entre 1981 y 2010. Paro.

 

Unión Nacional Portuaria de Chile.

 

Trabajadores portuarios en los puertos de Arica, Iquique, Tocopilla, Chañaral, Caldera, Huasco, Coquimbo, San Vicente, Lirquén, Coronel. Todos los puertos, excepto Valparaíso y San Antonio.
8 15 y 16-2-2012 Portuarios En demanda por la devolución de impuestos descontados de sueldos de trabajadores eventuales entre 1981 y 2010. Paro.

Marcha en solidaridad en Santiago con el respaldo de la FECH, Feumce, ACES y los sindicatos de trabajadores de los supermercados Jumbo y Lider.

Unión Nacional Portuaria de Chile.

Confederación de Gente del Mar solidariza con la protesta.

Coordinadora de Trabajadores Portuarios no adhiere, buscando una salida con las autoridades.

Trabajadores portuarios en el Norte (Iquique, Mejillones, Tocopilla, Chañaral, Caldera, Huasco, Coquimbo) en la totalidad de los puertos del Biobío (Muelle CAP, Schwager, Talcahuano, San Vicente, Lirquén, Penco, Coronel), Punta Arenas, Puerto Montt. Todos los puertos, excepto Valparaíso y San Antonio.
9 10-2-2012

al

17-2-2012

Minería Mejoras en condiciones de trabajo y seguridad. Paro, con movilización en Avenida Grecia Sindicato 2 106 Trabajadores subcontratistas de SOMACOR, que presta servicios en minera Barrick Zaldívar Antofagasta
10 28-2-2012 Sector público Por ley de incentivo al retiro Concentración frente al Ministerio de Hacienda Fenpruss Funcionarios de la Salud de los Hospitales Santiago

 


[2] Puede consultarse Cuadernos de Estudios del Trabajo nº 18. Santiago Aguiar. Estructura y función de la huelga en el paso de clase en sí a clase para sí. El caso de la huelga larga de los trabajadores salmoneros. 1º septiembre 2009.

[3] De todos modos, los resultados para el 2012 aún no son públicos. Para conocer hasta el 2011, puede consultarse el sitio web de la DT: www.dt.gob.cl

[4] “Disminuyen número de huelgas y negociaciones colectivas durante 2012”. Diario Financiero, 11 febrero 2013.

[5] Izaguirre Inés, Aristizabal Zulema. Las luchas obreras 1973-1976. Los alineamientos de la clase obrera durante el gobierno peronista. Nuevas consideraciones teórico metodológicas para el estudio de los conflictos obreros. (en línea). Documentos de Trabajo n 17. Instituto de Investigaciones Gino Germani, Faculta de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Mayo de 2002.   <http://www.iigg.fsoc.uba.ar/Publicaciones/DT/dt17.pdf&gt;

[6] El derecho a huelga es en los hechos restringido, al poder el empresario contratar personal de re-emplazo, o limitar la negociación colectiva a sólo materias salariales.

[7]  Ver: Cuadernos de Estudios del Trabajo nº 18. Santiago Aguiar. Estructura y función de la huelga en el paso de clase en sí a clase para sí. El caso de la huelga larga de los trabajadores salmoneros. 1º septiembre 2009.

Un mes de protagonismo del actor sindical

Análisis de coyuntura laboral

Abril 2013

Santiago Aguiar

 Un mes de protagonismo del actor sindical

El Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, dio a conocer las cifras de desempleo de marzo, mostrando nuevamente una baja alcanzo un 6,7%, descendiendo 1,3% con relación a marzo de 2012.

Después de haber sido rechazada la propuesta de incremento del sueldo mínimo del Gobierno el 20 de marzo, la Comisión de Hacienda del Senado rechazó nuevamente el reajuste de 6.2% (a $205.000).  En la discusión, la CUT, insistió en que dicho reajuste debe ser superior a los $250.0000, destacando que un senador gana 48 veces la cifra propuesta por el Gobierno

Sin embargo, el mes de abril estuvo marcado por el protagonismo del actor sindical.

La CUT y la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) se reunieron y ratificaron la “Declaración de Voluntades” firmada en el 2012, que entre sus puntos principales destacan la seguridad laboral, la reforma al seguro de empleo y el multirut.

La investigación de la PDI por el asesinato del dirigente sindical Juan Pablo Jiménez, determinó que se trató de una “bala loca”, deteniendo a un joven herido con siete impactos de bala internado en el Hospital Barros Luco. La familia rechazó el resultado de la investigación. Y continuaron las actividades para esclarecer los hechos, como una velatón realizada en la comuna de Maipú.

A su vez, la Justicia dictaminó una condena por el asesinato por Carabineros de otro trabajador, Rodrigo Cisternas en el año 2007, en el marco de una huelga de trabajadores forestales, y por lesiones a otros cinco trabajadores, uno con pérdida de un ojo.

Lo que marcó el protagonismo sindical, fueron sus paralizaciones.

El 5 de abril concluyó el paro nacional portuario, con algunos puertos, como San Antonio, extendiéndolo por unos días más. El 9 de abril, fue el “paro de advertencia” de los trabajadores mineros, convocado por la Federación de Trabajadores del Cobre- FTC, de Codelco, con declaraciones y paros parciales de solidaridad de la Federación Minera de Chile- FMC, la CTC, y otros sindicatos mineros. Siguiendo con paros nacionales por sectores, estuvieron el paro nacional de las trabajadoras parvularias de Fundación Integra, y el 18 el paro nacional de las trabajadoras de la Junji.

El actor empresarial, realizando su tradicional encuentro de ICARE, reaccionó ante el clima de protagonismo sindical con sus paralizaciones. Allí su director, Alfonso Swett afirmó que: “Lo que les puedo decir a ustedes es que si no están cerca de sus trabajadores, el Partido Comunista lo va a estar”.

El presidente de la CPC Andrés Santa Cruz, en una columna llamó a que “no permitamos que los paros ilegales, las acciones violentistas o la irracionalidad prevalezcan en nuestro país como manera de corregir los problemas”. Destacando que: “preocupan enormemente acciones que en nada colaboran con este objetivo. El paro portuario, las tomas de  la Ruta 5 Sur, la huelga “de advertencia” en Codelco, los encapuchados y sus actos de violencia, son ejemplos de sucesos por los cuales nuestro país paga un alto precio. El paro portuario es el más grave de este tipo de hechos acaecido en los últimos meses. Resulta una mala práctica que a una huelga ilegal que nace en un puerto determinado se le unan, aduciendo el principio de “solidaridad”, otros puertos, a sabiendas del enorme perjuicio que ello produce en vastos sectores del país, amén de la ilegalidad en que se incurre. Sería un agravante, además, si algunos grupos hubieran intentado instrumentalizar los sindicatos, buscando resultados que no se relacionaran con las demandas de los trabajadores portuarios”.

Los partidos políticos se sumaron a la reacción que el protagonismo del actor sindical generó. El diputado de la UDI Ernesto Silva afirmó que “empiezan a haber señales de una instrumentalización de los temas laborales y sociales para generar daño al gobierno”, y que “está siendo muy barato hacer actos irresponsables y no hay debida conciencia de ello”, dice. El senador de RN Francisco Chahuán señaló que “esta fue una paralización que advertimos al gobierno hace dos años y que dice relación con la precarización del trabajo eventual de los puertos”, afirmando que la legislación laboral respecto de las faenas continuas “debiera incorporar la media hora de colación en la legislación y regularse a través de una ley, y no que cada concesionaria negocie por separado con sus trabajadores”. Y concluye con que “ha faltado establecer un mecanismo eficaz que prevea y asuma las contingencias de movilización. Tal como el Presidente Lagos tenía una reunión todos los lunes en la cual iba reaccionando a las contingencias oportunamente, nos ha faltado capacidad de respuestas frente a situaciones como éstas”, afirma Chahuán.

Más allá de la contingencia, tres son las conclusiones más generales a las que se puede arribar.

Una, es una tendencia a la entrada de sectores centrales y estratégicos de la clase trabajadora: sectores que ponen en jaque a toda la economía nacional, alentando las reacciones del actor empresarial.

Otra, es a la recuperación de métodos históricos de la lucha de clases de los trabajadores, como el paro en solidaridad.

Por último, al fortalecimiento del actor sindical. Al menos en sectores centrales y estratégicos de la economía. Pero que pueden actuar como paraguas para sectores más débiles.

Es necesario a la vez, señalar el entrelazamiento de demandas. En el caso de los trabajadores portuarios, se trata de demandas básicas de las condiciones de trabajo: que su jornada de trabajo pagada incluyera media de colación o que se les diera una compensación por no parar a comer.

En el caso de los trabajadores mineros, se trata de demandas que hacen a la estructura productiva y al entero “modelo de desarrollo”, precisamente por ser el sector estratégico y motor de la economía nacional: la mejora en las pensiones, mayor seguridad laboral, la renacionalización del cobre y el litio, la legislación de un nuevo Código laboral, un mayor respeto a la ley de subcontratación.

Por el tipo de estructura sindical, aunque se plantearan estas demandas, finalmente se aceptó el compromiso del Gobierno respecto a un punto accesorio: el compromiso de un Hospital para Calama.

Esto último, alienta un fenómeno novedoso que se registró también entre los portuarios: descontento entre las bases, y cuestionamientos a sus dirigencias.

Este último fenómeno incipiente, unido al método utilizado por los portuarios –el paro en solidaridad- por contraste con el de los trabajadores mineros –un paro de advertencia (aunque con solidaridad de los trabajadores de la minería privada)- podrían estar indicando que, más allá de los petitorios, lo que estamos presenciando es un nuevo ánimo en la clase trabajadora, una disposición a la lucha que comienza nuevamente a ponerse en movimiento.

Todo esto, en un año electoral, que puede alentar más procesos como los de abril. Y que impactan directamente –junto a las movilizaciones estudiantiles- en la crisis de legimitidad que está atravesando al régimen político.

Ya cerrando el mes, y con vistas al 1º de mayo, la discusión sobre la política laboral del Gobierno se abrió. La Concertación, destacó la falta de avances, reseñando el problema del multirut y el Sence. . El Gobierno respondió con las positivas cifras de empleo que exhibe, y aclarando que modificaciones al Código Laboral no son posibles por la falta de consensos.

Las tendencias a un paro nacional que señalábamos en nuestro Análisis de Coyuntura Laboral del mes de marzo, se confirmaron. El 19 de abril anunció su convocatoria para el 11 de julio.

 

 

27-5-2013